Preguntas acerca de la Justificación y el Evangelio

1. ¿Cuál es el sinónimo de Justificación?

Aceptación. Efesios 1:6 “Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo ACEPTOS en el Amado.”

2. ¿Qué hace Dios Padre en la Justificación?

Atribuye (Romanos 4:3); Cuenta (Romanos 4:5); Imputa (Romanos 4:22); Llama las cosas que no son, como si fuesen (Romanos 4:17). Version Reina Valera Antigua, en versiones posteriores no distingue entre atribuir, contar, imputar, sino que dice “atribuir” para todos. En la justificación Dios Padre imputa al pecador la justicia perfecta de Cristo, Dios Padre imputa/atribuye mis pecados a Cristo. “Llama las cosas que no son como si fuesen” -> Yo pecador soy aceptado como inocente.

3. ¿Cuál es el significado de la Justificación?

Declarar justo al injusto en base de una justicia ajena (foránea).

(2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:24)

1MS 459.2 — “La justicia imputada.- La gran obra que ha de efectuarse para el pecador que está manchado y contaminado por el mal es la obra de la justificación. Este es declarado justo mediante Aquel que habla verdad. El Señor imputa al creyente la justicia de Cristo y lo declara justo delante del universo. Transfiere sus pecados a Jesús, el representante del pecador, su sustituto y garantía. Jesús sufrió, el justo por el injusto.”

4. ¿Qué es el Evangelio? 

Es el engendramiento, la vida, la muerte y la resurrección de Cristo en la tierra como hombre para preparar la ofrenda (justicia perfecta) y el sacrificio (la sangre).

(1 Corintios 15:1-5; Romanos 1:1-4,16; Mateo 1:18-21; Hechos 2:22-24)

5. ¿Cuál es la BASE de la Justificación?

La Ley de Dios.

La Ley de Dios fue la base del pacto antiguo, del nuevo pacto, del pacto con David, del pacto con Noé, Abraham, Isaac, Jacob etc. (Génesis 6:18; Gen. 9:9,11-17; Gen. 15:18; Gen. 17:4,7-21; Éxodo 2:24; Ex. 6:4-5; Ex. 19:5; Ex. 24:7-8; Ex. 31:16; Ex. 34:10,27-28; Levítico 24:8; Lev. 26:15,42,45; Números 10:33; Nm. 18:19; Nm. 25:13; Deuteronomio 4:13,23,31; Dt. 9:9; Dt. 29:1,14; Salmos 25:10,14; Sal. 78:10; Sal. 89:3,34; Sal. 103:18; Proverbios 2:17; Isaías 24:5; Is. 56:4,6; Jeremías 22:9; Jer. 31:31-33; Jer. 32:40; Ezequiel 16:62; Ez. 34:25; Daniel 9:4,27; Dn. 11:32; Oseas 6:7; Hageo 2:5; Malaquías 2:8,10; Lucas 1:72; Hechos 3:25; Romanos 11:27; 1 Corintios 3:6; Gálatas 3:17; Hebreos 7:22; Heb. 12:24; Apocalipsis 11:19)

“La ley de Dios fue la base de este nuevo pacto, que era sencillamente un arreglo para restituir al hombre a la armonía con la voluntad divina, para colocarlo en condición de poder obedecer la ley de Dios.” {PP 340.5}

6. ¿Cuál es la CONDICIÓN de la Justificación?

La obediencia.

Los términos del pacto antiguo eran: Obedece y vivirás. “El hombre que los cumpla, gracias a ellos, vivirá” (Ezequiel 20:2; Levítico 18:5); pero “maldito el que no confirme las palabras de esta ley para cumplirlas.” (Deuteronomio 27:26) {PP 342.1}

La condición para alcanzar la vida eterna es ahora exactamente la misma de siempre, tal cual era en el paraíso antes de la caída de nuestros primeros padres: la perfecta obediencia a la ley de Dios, la perfecta justicia. Si la vida eterna se concediera con alguna condición inferior a ésta, peligraría la felicidad de todo el universo. Se le abriría la puerta al pecado con toda su secuela de dolor y miseria para siempre. {CC 62.1}

7. ¿Por qué el hombre no puede obedecer?

Porque no tiene capacidad para amar.

(Juan 5:42 – “no tenéis amor de Dios en vosotros”; Romanos 13:10 “el amor es el cumplimiento de la ley”; Romanos 3:10 “no hay justo ni aun uno”)

Si el hombre naturalmente tuviese capacidad para amar, obedecería la ley perfectamente y no necesitaría de la justicia (obediencia perfecta) de Cristo.

Si no aceptamos que no tenemos capacidad para amar, que no amamos a Dios, que no amamos su Ley, estamos RECHAZANDO la amonestación del Testigo Fiel (Jesús) de Apocalipsis 3:17 y estamos RECHAZANDO el consejo del Testigo Fiel de Apocalipsis 3:18.

8. ¿Cuántas partes tiene el plan de la redención?

El Evangelio (1 Corintios 15:1), el Ministerio Sacerdotal (Hebreos 7:24), y la Santificación (1 Tesalonicenses 4:3).

Esas son las partes del plan de salvación en lo que se refiere a nosotros. Pero, el plan de redención concluye con la purificación del planeta tierra con fuego y azufre (Apocalipsis 20:9; Malaquías 4:1).

9. El Espíritu Santo, fue promesa o fue realidad para los israelitas del Antiguo Testamento?

Siempre fue una realidad.

Algunas evidencias de que el Espíritu Santo fue realidad en el Antiguo Testamento:
Génesis 41:38; Daniel 4:9,18; Salmos 51:10-11.

10. La Justificación, fue promesa o fue realidad para los israelitas del Antiguo Testamento?

Era promesa, porque la Ley no demanda incienso, ni pan, ni sal, ni corderos; la Ley demanda obediencia perfecta (Hebreos 10:1-4).

{PP 321.2} – “El incienso, que ascendía con las oraciones de Israel, representaba los méritos y la intercesión de Cristo, su perfecta justicia, la cual por medio de la fe es acreditada a su pueblo, y es lo único que puede hacer el culto de los seres humanos aceptable a Dios.”

11. El perdón, fue promesa o fue realidad para los israelitas del Antiguo Testamento?

Fue promesa, porque la Ley no demanda sangre animal, demanda sangre humana.

Romanos 6:23 – “la paga del pecado es la muerte”
Apocalipis 21:8 – la muerte segunda
Ezequiel 18:4 – “el alma que peca, ésa morirá”

La sangre de Cristo es la única sangre que puede satisfacer esta demanda de la Ley.

En el 1ro del mes tercero del año 31dC, en el Pentecostés, recién se empezó a hacer realidad el perdón en los registros del cielo cuando Cristo inició su Ministerio Sacerdotal Celestial.

12. ¿Cuántos Sábados al año (del 4to Mandamiento, no Sábados ceremoniales) estaban los israelitas obligados por la Ley de Dios, de ingresar al Templo?

Ninguno.

Ningún israelita estaba autorizado de entrar al Santuario (Números 3:10), solo el Sacerdote podía entrar al Santuario llevando el incienso (ofrenda) y la sangre (sacrificio).
La ofrenda y el sacrificio eran los medios por los cuales el Sacerdote podía entrar al Santuario.
(Levítico 16:11-12; Éxodo 30:6-7; Éxodo 30:22-38; Levítico 4:6,17)

De hecho, por mandato divino, los israelitas debían guardar el Sábado en sus casas (Éxodo 16:29), y el padre de familia era responsable de instruir a la familia acerca de la Palabra de Dios (Deuteronomio 6:1-9).

13. ¿Dónde coloca Dios Padre el perdón?

En nuestro Libro (Registro) de malas obras.

(Malaquías 3:16, Isaías 1:18, Isaías 65:6-7)

{CES 114.1 – “El ministerio final de Cristo en el santuario celestial”)

En mi libro de malas obras, todos mis pecados deben ser registrados como perdonados para cuando llegue la hora de mi Juicio y haya apertura de libros. (Daniel 7:10; Apocalipsis 20:11-12).

14. ¿Cuántos libros en el cielo le pertenecen PERSONALMENTE a cada ser humano?

Dos: el libro de buenas obras (Nehemías 13:14) y el libro de malas obras (Eclesiastés 12:14).

El libro de la vida (Malaquías 3:16, Lucas 10:20, Filipenses 4:3, Daniel 12:1, Apocalipsis 21:27) es general no personal, pues ahi están los nombres de todas las personas que alguna vez entraron al servicio a Dios y que sus pecados han sido registrados como perdonados en sus libros de malas obras.
{CES 113.3 – “El ministerio final de Cristo en el santuario celestial}
{CS – “El juicio investigador”}

15. ¿Cuál de las partes del plan de redención no es acabado? ¿Y cuál es su fundamento?

La justificación, el Sacerdocio de Cristo y la santificación, son obras no acabadas. Y el fundamento está en el Ministerio Sacerdotal Terrenal.
(Hebreos 8:5)

El ministerio sacerdotal terrenal demuestra que el israelita no era justificado una vez y para siempre:

“Quemará Aarón, incienso aromático, cada mañana y al atardecer”. Ex. 30:7-8. Eso nos enseña que el israelita era justificado diariamente.

El aceite de oliva que se usaba para aderezar las lámparas, era un símbolo del Espíritu Santo. Zc. 4:2-3,6; y un símbolo de la lluvia temprana. Así como las lámparas eran aderezadas diariamente, dos veces al día, eso nos quiere enseñar que el israelita contrito no recibía el bautismo del Espíritu Santo una vez y para siempre, sino que esta bendición lo pedía y recibía cada día. Sal 51:10-11. Otra lección importante que el ceremonial simbólico enseña, es que el sacerdote era quien aderezaba las lámparas y esas lámparas estaban dentro del Santuario. Ex. 26:35; 40:24; eso quiere decir que la lluvia temprana venía nada más ni nada menos que por el trabajo del sacerdote en favor del pecador dentro del santuario, la lluvia temprana viene del Santuario. Esto quiere decir, que el trabajo de Cristo en el Santuario Celestial como sacerdote es lo que nos otorga el Espíritu Santo, a quienes por la fe le siguen en su obra Sacerdotal Celestial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s