Lo Que Está Revelado & Lo Que NO Está Revelado

Este estudio está disponible para descargar en formato PDF: Estudio – Lo Que Esta Revelado PDF

“Mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.”

(Deuteronomio 29:29)

Lo que está revelado y lo que Dios quiere que estudiemos

2JT pg. 413/2 – “En la Palabra de Dios hállase sabiduría indubitable, inagotable; pues ella no se originó en la mente finita, sino en la infinita. Sin embargo, mucho de lo que Dios ha revelado en su Palabra es obscuro para los hombres debido a que las joyas de la verdad están sepultadas debajo de los escombros de la sabiduría y la tradición humanas. Para muchos, los tesoros de la Palabra permanecen ocultos debido a que no los han buscado con ardiente perseverancia hasta haber comprendido los preceptos de oro. La Palabra ha de ser escudriñada para que purifique a los que la reciban y los prepare para ser miembros de la familia real, hijos del Rey del cielo.”

2JT pg. 560/1 – “La escuela sabática debe ser un lugar donde se buscan las joyas de la verdad, se rescatan de su ambiente de error y se colocan en su verdadero marco dentro del cuadro del Evangelio. Preciosas gemas de verdad, que durante mucho tiempo se perdieron de vista, deben ser devueltas ahora a los hijos de Dios. Los temas de la justificación por la fe, la justicia de Cristo, deben ser presentados a nuestras escuelas, a fin de que los jóvenes y los niños puedan comprender estos temas importantes, y tanto los maestros como los alumnos puedan conocer el camino de la salvación. Principios sagrados y eternos relacionados con el plan de la salvación han estado durante largo tiempo perdidos de vista, pero deben ser devueltos a su lugar apropiado en el plan de salvación, aparecer en su luz celestial y penetrar las tinieblas morales que rodean al mundo.”

¿Por qué Dios quiere que estudiemos la justificación por la fe?

Porque esta doctrina está pervertida:

FO pg. 12/2 – “Mientras una clase pervierte la doctrina de la justificación por la fe y deja de cumplir con las condiciones formuladas en la Palabra de Dios -“Si me amáis, guardad mis mandamientos”-, igualmente cometen un error semejante los que pretenden creer y obedecer los mandamientos de Dios pero se colocan en oposición a los preciosos rayos de luz -nuevos para ellos- que se reflejan de la cruz del Calvario. La primera clase no ve las cosas maravillosas que tiene la ley de Dios para todos los que son hacedores de su Palabra. Los otros cavilan sobre trivialidades y descuidan las cuestiones de más peso -la misericordia y el amor de Dios.”

1JT pg. 99/1 – “La única seguridad consiste ahora en buscar como a un tesoro escondido la verdad revelada en la Palabra de Dios. Los temas del sábado, la naturaleza del hombre y el testimonio de Jesús, son las grandes e importantes verdades que se han de comprender. Resultarán como un ancla que sostenga al pueblo de Dios en estos tiempos peligrosos. Pero la masa de la humanidad desprecia las verdades de la Palabra de Dios y prefiere escuchar las fábulas. ‘Por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por tanto, pues, les envía Dios operación de error, para que crean a la mentira’ (2 Tesalonicenses 2:10, 11).”

1JT pg. 454/3 – “Los mecánicos, los abogados, los negociantes, los hombres de todos los oficios y profesiones, se educan a fin de llegar a dominar su ramo. ¿Deben los que siguen a Cristo ser menos inteligentes, y mientras profesan dedicarse a su servicio ignorar los medios y recursos que han de emplearse? La empresa de ganar la vida eterna es superior a toda consideración terrenal. A fin de conducir a las almas a Cristo, debe conocerse la naturaleza humana y estudiarse la mente humana. Se requiere mucha reflexión cuidadosa y ferviente oración para saber cómo acercarse a los hombres y las mujeres a fin de presentarles el gran tema de la verdad.”

1JT pg. 480/4 – “Los hombres que ocupan puestos de responsabilidad deben progresar continuamente. No deben aferrarse a los métodos antiguos y creer que no es necesario convertirse en obreros que empleen métodos científicos. Aunque cuando viene al mundo el hombre es el más impotente de los seres que ha creado Dios, y es el más perverso por naturaleza, es capaz, sin embargo, de progresar constantemente. Puede ser ilustrado por la ciencia, ennoblecido por la virtud, y puede progresar en dignidad mental y moral, hasta alcanzar una perfección de la inteligencia y una pureza de carácter tan sólo un poco inferiores a la perfección y la pureza de los ángeles. Con la luz de la verdad que resplandece sobre los intelectos humanos y el amor de Dios que se derrama en su corazón, no podemos concebir lo que pueden llegar a ser ni cuán grande obra pueden hacer.”

¿Por qué debemos estudiar la naturaleza humana?

1.- Porque por naturaleza somos legalistas y antinomianos al mismo tiempo

Lucas 18:11 – “El fariseo puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aún como éste publicano: ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.”

DMJ pg. 69/2 – “Sin embargo, los principios sostenidos por los fariseos han caracterizado a la humanidad en todos los siglos. El espíritu del farisaísmo es el espíritu de la naturaleza humana; y mientras el Salvador contrastaba su propio espíritu y sus métodos con los de los rabinos, enseñó algo que puede aplicarse igualmente a la gente de todas las épocas.”

Esto es LEGALISMO o FARISAISMO, y ésta es la condición natural de todo ser humano, pues naturalmente queremos salvarnos por nuestras propias obras.

1MS pg. 254/1 – “Pero el corazón natural odia la ley de Dios y lucha contra sus santas demandas.”

Jeremías 6:19 – “Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de tus pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron mi ley.”

Isaías 30:9 – “Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová.”

Romanos 8:7 – “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden.”

Esto es ANTINOMIANISMO, y ésta es la condición natural de todo ser humano, pues queremos salvarnos en la práctica del pecado.

Por lo tanto, somos en esencia tanto legalistas (fariseos) como antinomianos al mismo tiempo, y manifestamos uno u otro extremo según la circunstancia.

2.- Porque naturalmente no amamos a Dios, sino que le odiamos

CC pg. 15/1 (17.1) – “El hombre estaba dotado originalmente de facultades nobles y de un entendimiento bien equilibrado. Era perfecto y estaba en armonía con Dios. Sus pensamientos eran puros, sus designios santos. Pero por la desobediencia, sus facultades se pervirtieron y el egoísmo reemplazó el amor. Su naturaleza quedó tan debilitada por la transgresión que ya no pudo, por su propia fuerza, resistir el poder del mal. Fue hecho cautivo por Satanás, y hubiera permanecido así para siempre si Dios no hubiese intervenido de una manera especial. El tentador quería desbaratar el propósito que Dios había tenido cuando creó al hombre. Así llenaría la tierra de sufrimiento y desolación y luego señalaría todo ese mal como resultado de la obra de Dios al crear al hombre.”

DMJ pg. 23/2 – “El corazón del hombre es por naturaleza frío, sombrío y sin amor. Siempre que alguien manifieste un espíritu de misericordia o de perdón, no se debe a un impulso propio, sino al influjo del Espíritu divino que lo conmueve. ‘Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero’ (1 Juan 4:19).”

CS pg. 518/2 – “Repetían las dos grandes máximas de que la ley es fiel trasunto de las perfecciones divinas, y de que un hombre que no tiene amor a la ley no lo tiene tampoco al Evangelio, pues la ley, tanto como el Evangelio, es un espejo que refleja el verdadero carácter de Dios.”

Juan 5:42 – “Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros.”

Jeremías 6:10 – “¿A quién hablaré y amonestaré, para que oigan? He aquí que sus oídos son incircuncisos, y no pueden escuchar; he aquí que la palabra de Jehová les es cosa vergonzosa, no la aman.”

Isaías 30:9 – “Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quisieron oír la ley de Jehová.”

Hechos 7:51 – “¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros.”

3.- Porque naturalmente estamos en armonía con Satanás y en divergencia con Dios

CS pg. 559/2 (495.2) – “Dios declara: ‘Enemistad pondré.’ Esta enemistad no es fomentada de un modo natural. Cuando el hombre quebrantó la ley divina, su naturaleza se hizo mala y llegó a estar en armonía y no en divergencia con Satanás. No puede decirse que haya enemistad natural entre el hombre pecador y el autor del pecado. Ambos se volvieron malos a consecuencia de la apostasía. El apóstata no descansa sino cuando obtiene simpatías y apoyo al inducir a otros a seguir su ejemplo. De aquí que los ángeles caídos y los hombres malos se unan en desesperado compañerismo. Si Dios no se hubiese interpuesto especialmente, Satanás y el hombre se habrían aliado contra el cielo; y en lugar de albergar enemistad contra Satanás, toda la familia humana se habría unido en oposición a Dios.”

CS pg. 520/2 (460.4) – “Pero el pecado le separó de su Hacedor. Ya no reflejaba más la imagen divina. Su corazón estaba en guerra con los principios de la ley de Dios. ‘La intención de la carne es enemistad contra Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede’ (Romanos 8:7).”

1MS pg. 297/1 – “Fue el pecado el que separó al hombre de su Dios, y es el pecado el que mantiene esa separación.”

Si el hombre llega a estar en armonía con Dios y en divergencia con Satanás, será un evento sobrenatural, pues el hombre está en armonía con el Enemigo y en divergencia con el Creador de manera natural.

DTG pg. 374/1 – “Cuando se presenta el mensaje de verdad en nuestra época, son muchos los que, como los judíos, claman: Muéstrenos una señal. Realice un milagro. Cristo no ejecutó milagro a pedido de los fariseos. No hizo milagro en el desierto en respuesta a las insinuaciones de Satanás. No nos imparte poder para justificarnos a nosotros mismos o satisfacer las demandas de la incredulidad y el orgullo. Pero el Evangelio no queda sin una señal de su origen divino. ¿No es acaso un milagro que podamos libertarnos de la servidumbre de Satanás? La enemistad contra Satanás no es natural para el corazón humano; es implantada por la gracia de Dios. Cuando el que ha estado dominado por una voluntad terca y extraviada queda libertado y se entrega de todo corazón a la atracción de los agentes celestiales de Dios, se ha realizado un milagro; así también ocurre cuando un hombre que ha estado bajo un engaño poderoso, llega a comprender la verdad moral. Cada vez que un alma se convierte y aprende a amar a Dios y a guardar sus mandamientos, se cumple la promesa de Dios: ‘Y os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros’ (Ezequiel 36:26). El cambio verificado en los corazones humanos, la transformación del carácter humano, es un milagro que revela a un Salvador que vive eternamente y obra para rescatar a las almas. Una vida consecuente en Cristo es un gran milagro. En la predicación de la Palabra de Dios, la señal que debe manifestarse ahora y siempre es la presencia del Espíritu Santo para hacer de la Palabra un poder regenerador para quienes la oyen. Tal es el testimonio que de la divina misión de su Hijo Dios da ante al mundo.”

1MS pg. 297/3 – “La enemistad puesta entre la simiente de la serpiente y la simiente de la mujer era sobrenatural.”

El resultado de estar en enemistad con Dios

DTG pg. 270.3 – “El mundo está en enemistad con la ley de Dios; los pecadores están en enemistad con su Hacedor; y como resultado, están en enemistad unos con otros. Pero el salmista declara: ‘Mucha paz tienen los que aman tu ley; y no hay para ellos tropiezo’ (Salmos 119:165). Los hombres no pueden fabricar la paz. Los planes humanos, para la purificación y elevación de los individuos o de la sociedad, no lograrán la paz, porque no alcanzan al corazón. El único poder que puede crear o perpetuar la paz verdadera es la gracia de Cristo. Cuando ésta esté implantada en el corazón, desalojará las malas pasiones que causan luchas y disensiones. ‘En lugar de la zarza crecerá haya, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán;’ y el desierto de la vida ‘se gozará, y florecerá como la rosa’ (Isaías 55:13; 35:1).”

¿En quién el hombre está en paz con Dios?

1MS pg. 462.2 – “El Señor quiere que los suyos sean sanos en la fe: que no ignoren la gran salvación que les es tan abundantemente ofrecida. No han de mirar hacia adelante pensando que en algún tiempo futuro se hará una gran obra a su favor, pues ahora es completa la obra. El creyente no es exhortado a que haga paz con Dios. Nunca lo ha hecho ni jamás podrá hacerlo. Ha de aceptar a Cristo como su paz, pues con Cristo están Dios y la paz. Cristo dio fin al pecado llevando su pesada maldición en su propio cuerpo en el madero, y ha quitado la maldición de todos los que creen en él como en un Salvador personal.”

El único ser humano que verdaderamente estuvo plenamente en paz y en armonía con Dios, y en completa divergencia con Satanás, fue Cristo como hombre—que es el segundo representante de la raza humana. Como resultado de que el hombre acepta que está en paz con Dios en la persona de Cristo, le es concedido el Espíritu Santo como agente regenerador: “el único poder que puede crear o perpetuar la paz verdadera es la gracia de Cristo (Espíritu Santo como agente regenerador Gálatas 5:22-23). Cuando ésta esté implantada en el corazón, desalojará las malas pasiones que causan luchas y disensiones. ‘En lugar de la zarza crecerá haya, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán’; y el desierto de la vida ‘se gozará, florecerá como la rosa’ (Isaías 55:13; 35:1).” {DTG 270.3}

¿A quién debemos pedir en oración para que nos sea revelado cómo somos realmente?

1MS pg. 367/1 – “Es natural que tengamos un concepto más elevado de nosotros mismos que el que debemos tener. Pero aunque nos es penoso conocernos a nosotros mismos como somos realmente, sin embargo debiéramos orar para que Dios nos revele a nosotros la forma en que él nos ve. Pero no debiéramos cesar de orar una vez que hayamos pedido sencillamente una revelación de nosotros mismos. Debiéramos orar para que Jesús nos sea revelado como un Salvador que perdona los pecados. Cuando vemos a Jesús tal como es, debieran despertarse en nuestro corazón deseos fervientes de ser librados del yo para poder ser llenos con toda la plenitud de Cristo. Cuando experimentemos esto, nos haremos el bien mutuamente, y usaremos todos los medios a nuestro alcance para llegar a la piedad. Debemos limpiar nuestra alma de toda inmundicia de la carne y del espíritu, y perfeccionar la santidad en el temor de Dios.”

Dios contesta nuestra petición

DTG pg. 268/1 – “Y hay consuelo para los que lloran en las pruebas y tristezas. La amargura del pesar y la humillación es mejor que la complacencia del pecado. Por la aflicción, Dios nos revela los puntos infectados de nuestro carácter, para que por su gracia podamos vencer nuestros defectos. Nos son revelados capítulos desconocidos con respecto a nosotros mismos, y nos llega la prueba que nos hará aceptar o rechazar la reprensión (Apocalipsis 3:17) y el consejo de Dios (Apocalipsis 3:18). Cuando somos probados, no debemos agitarnos y quejarnos. No debemos rebelarnos, ni acongojarnos hasta escapar de la mano de Cristo. Debemos humillar nuestra alma delante de Dios. Los caminos del Señor son obscuros para aquel que desee ver las cosas desde un punto de vista agradable para sí mismo. Parecen sombríos y tristes para nuestra naturaleza humana; pero los caminos de Dios son caminos de misericordia, cuyo fin es la salvación. Elías no sabía lo que estaba haciendo cuando en el desierto dijo que estaba harto de la vida, y rogaba que se le dejase morir. En su misericordia, el Señor no hizo caso de sus palabras. A Elías le quedaba todavía una gran obra que hacer; y cuando su obra fuese hecha, no había de perecer en el desaliento y la soledad del desierto. No le tocaba descender al polvo de la muerte, sino ascender en gloria, con el convoy de carros celestiales, hasta el trono que está en las alturas.”

¿Por medio de qué Dios nos revela?

Efesios 6:17 – “Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del espíritu, que es la palabra de Dios.”

Hebreos 4:12 – “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Romanos 3:20 – “Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.”

Dios nos revela lo que realmente somos por medio de su Ley y de su Palabra.

¿Cuál es el verdadero objetivo de estudiar el ritual simbólico?

Comentario Bíblico 7ª, pg. 317/2/2 – “El Evangelio de Cristo proyecta la gloria sobre la era judía; proyecta luz sobre todo el sistema judaico y da significado a la ley ceremonial. El tabernáculo o templo de Dios en la tierra era un modelo tomado del original del cielo. Todas las ceremonias de la ley judaica eran proféticas, simbolizaban misterios del plan de redención.”

PR pg. 359.2 – “En el antiguo ritual que era el Evangelio en símbolos, ninguna ofrenda imperfecta podía ser llevada al altar de Dios. El sacrificio que había de representar a Cristo debía ser sin mancha. La palabra de Dios señala esto como ilustración de lo que deben ser sus hijos: un ‘sacrificio vivo,’ santo y ‘sin mancha’ (Romanos 12:1; Efesios 5:27).”

1MS pg. 271.1 – “Se estableció el culto de Dios mediante ofrendas y sacrificios, y los que temían a Dios reconocían sus pecados delante de él y miraban hacia el futuro con gratitud y santa confianza en la venida de la Estrella matutina, que guiaría a los caídos hijos de Adán hacia el cielo mediante el arrepentimiento ante Dios y la fe en nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Así se predicaba el Evangelio en cada sacrificio y las obras de los creyentes revelaban continuamente su fe en un Salvador venidero. Jesús dijo a los judíos: ‘Si creyeseis a Moisés, me creerías a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?’ (Juan 5:46, 47).”

HAp pg. 13/0 (12.2) – “Mediante las enseñanzas del servicio de los sacrificios, Cristo había de ser levantado ante todas las naciones, y cuantos le miraran vivirían. Cristo era el fundamento de la economía judía. Todo el sistema de los tipos y símbolos era una profecía compacta del Evangelio, una presentación en la cual estaban resumidas las promesas de la redención.”

El verdadero objetivo de estudiar el ritual simbólico es para entender que todas las ceremonias de la ley judaica eran proféticas:

  1. El ceremonial era profético del Evangelio, que es la obra acabada de Cristo como Hombre en este planeta tierra y que era la primera parte del plan de la redención—que estaba simbolizado por lo que el pecador llevaba al atrio (la ofrenda y el sacrificio), y representado por lo que el pecador estaba autorizado de hacer en el atrio (Levítico 4:13-15, 22-24, 27-29); asimismo estaba simbolizado por los medios que preparaba el sacerdote y sumo sacerdote en el atrio, y representado por el trabajo que hacía el sacerdote y el sumo sacerdote en el atrio, para poder entrar a trabajar en el santuario propiamente dicho. Todas las ofrendas y sacrificios que se presentaban en el atrio del santuario—tanto en el servicio diario como en el día de la expiación, y la pascua con la fiesta de los panes sin levadura, eran el evangelio en símbolos: apuntaban a la vida de obediencia perfecta y perpetua de Cristo en esta tierra como Hombre, a su muerte en la cruz como Hombre (Filipenses 2:8), y a su resurrección como Hombre (Lucas 24:38-40).

CS pg. 450/3 (396.3) – “La inmolación del cordero pascual prefiguraba la muerte de Cristo. San Pablo dice: “Nuestra pascua, que es Cristo, fue sacrificada por nosotros.” 1 Corintios 5:7. La gavilla de las primicias del trigo, que era costumbre mecer ante el Señor en tiempo de la Pascua, era figura típica de la resurrección de Cristo. San Pablo dice, hablando de la resurrección del Señor y de todo su pueblo: “Cristo las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.” 1 Corintios 15:23. Como la gavilla de la ofrenda mecida, que era las primicias o los primeros granos maduros recogidos antes de la cosecha, así también Cristo es primicias de aquella inmortal cosecha de rescatados que en la resurrección futura serán recogidos en el granero de Dios.”

  1. El ceremonial era profético de la obra de Cristo en el cielo, que es su Ministerio Sacerdotal Celestial con sus dos servicios: Servicio Diario Celestial (Romanos 3:24) y Día de Juicio (Apocalipsis 14:7)—una obra que todavía no está acabada y que se está realizando en el Santuario Celestial (Apocalipsis 11:19), y que es la segunda parte del plan de redención—representado por el ministerio sacerdotal terrenal dentro del santuario propiamente dicho, con sus dos servicios: servicio diario y servicio anual terrenales. El inicio del Ministerio Sacerdotal Celestial de Cristo estaba profetizado por la segunda fiesta del año: la fiesta de la siega o pentecostés.
  2. El ceremonial era profético de la obra de Cristo fuera del Santuario Celestial—simbolizado por la tercera y última fiesta del año: la Fiesta de las Cabañas.

CS pg. 542/2 (479.1) – “Los que desean participar de los beneficios de la mediación del Salvador no deben permitir que cosa alguna les impida cumplir su deber de perfeccionarse en la santificación en el temor de Dios. En vez de dedicar horas preciosas a los placeres, a la ostentación o a la búsqueda de ganancias, las consagrarán a un estudio serio y con oración de la Palabra de verdad. El pueblo de Dios debería comprender claramente el asunto del santuario y del juicio investigador. Todos necesitan conocer por sí mismos el ministerio y la obra de su gran Sumo Sacerdote. De otro modo, les será imposible ejercitar la fe tan esencial en nuestros tiempos, o desempeñar el puesto al que Dios los llama. Cada cual tiene un alma que salvar o que perder. Todos tienen una causa pendiente ante el tribunal de Dios. Cada cual deberá encontrarse cara a cara con el gran Juez. ¡Cuán importante es, pues, que cada uno contemple a menudo de antemano la solemne escena del juicio en sesión, cuando serán abiertos los libros, cuando con Daniel, cada cual tendrá que estar en pie al fin de los días!

“Todos los que han recibido la luz sobre estos asuntos deben dar testimonio de las grandes verdades que Dios les ha confiado. El santuario en el cielo es el centro mismo de la obra de Cristo en favor de los hombres. Concierne a toda alma que vive en la tierra. Nos revela el plan de la redención, nos conduce hasta el fin mismo del tiempo y anuncia el triunfo final de la lucha entre la justicia y el pecado. Es de la mayor importancia que todos investiguen a fondo estos asuntos, y que estén siempre prontos a dar respuesta a todo aquel que les pidiere razón de la esperanza que hay en ellos.

La intercesión de Cristo por el hombre en el santuario celestial es tan esencial para el plan de la salvación como lo fue su muerte en la cruz. Con su muerte dio principio a aquella obra para cuya conclusión ascendió al cielo después de su resurrección. Por la fe debemos entrar velo adentro, ‘donde entró por nosotros como precursor Jesús’ (Hebreos 6:20). Allí se refleja la luz de la cruz del Calvario; y allí podemos obtener una comprensión más clara de los misterios de la redención. La salvación del hombre se cumple a un precio infinito para el cielo; el sacrificio hecho corresponde a las más amplias exigencias de la ley de Dios quebrantada. Jesús abrió el camino que lleva al trono del Padre, y por su mediación pueden ser presentados ante Dios los deseos sinceros de todos los que a él se allegan con fe.”

CS pg. 472/3 (414.4) – “El servicio típico enseña importantes verdades respecto a la expiación. Se aceptaba un substituto en lugar del pecador; pero la sangre de la víctima no borraba el pecado. Sólo proveía un medio para transferirlo al santuario. Con la ofrenda de sangre, el pecador reconocía la autoridad de la ley, confesaba su culpa, y expresaba su deseo de ser perdonado mediante la fe en un Redentor por venir; pero no estaba aún enteramente libre de la condenación de la ley. El día de la expiación, el sumo sacerdote, después de haber tomado una víctima ofrecida por la congregación, iba al lugar santísimo con la sangre de dicha víctima y rociaba con ella el propiciatorio, encima mismo de la ley, para dar satisfacción a sus exigencias. Luego, en calidad de mediador, tomaba los pecados sobre sí y los llevaba fuera del santuario. Poniendo sus manos sobre la cabeza del segundo macho cabrío, confesaba sobre él todos esos pecados, transfiriéndolos así figurativamente de él al macho cabrío emisario. Este los llevaba luego lejos y se los consideraba como si estuviesen para siempre quitados y echados lejos del pueblo.”

PVGM pg. 103/1 – “El significado del sistema de culto judaico todavía no se entiende plenamente. Verdades vastas y profundas son bosquejadas por sus ritos y símbolos. El Evangelio es la llave que abre sus misterios. Por medio de un conocimiento del plan de redención, sus verdades son abiertas al entendimiento. Es nuestro privilegio entender estos maravillosos temas en un grado mucho mayor de lo que los entendemos. Hemos de comprender las cosas profundas de Dios. Los ángeles desean contemplar las verdades reveladas a las personas que con corazón contrito están investigando la Palabra de Dios, y están orando para alcanzar más de la longura y la anchura, la profundidad y la altura del conocimiento que sólo él puede dar.”

PP pg. 380/2 – “Muchos confunden estos dos sistemas y se valen de los textos que hablan de la ley ceremonial para tratar de probar que la ley moral fue abolida; pero esto es pervertir las Escrituras. La distinción entre los dos sistemas es clara. El sistema ceremonial se componía de símbolos que señalaban a Cristo, su sacrificio y su sacerdocio. Esta ley ritual, con sus sacrificios y ordenanzas, debían los hebreos seguirla hasta que el símbolo se cumpliera en la realidad de la muerte de Cristo, Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Entonces debían cesar todas las ofrendas de sacrificio. Tal es la ley que Cristo quitó de en medio y clavó en la cruz (Colosenses 2:14).”

El objetivo del ritual simbólico es enseñar de manera práctica:

  1. Cómo el hombre es justificado ante Dios.
  2. Cómo el hombre es perdonado.
  3. Cómo el hombre recibe el Espíritu Santo.
  4. Cómo el hombre va salir aprobado en el Juicio.

El sacerdote y sumo sacerdote terrenal no trabajaban a favor del israelita con algo que estaba dentro de ellos, sino con algo que estaba completamente fuera de ellos:

  1. El incienso y el pan de la proposición—símbolos de la justicia de Cristo.
  2. La sangre del cordero o macho cabrío—símbolo de la sangre de Cristo.
  3. El aceite—símbolo del Espíritu Santo .
  4. El lugar de trabajo—santuario terrenal—representación del Santuario Celestial.

El trabajo que hacían los sacerdotes era solamente una representación del trabajo del verdadero sacerdote. Los israelitas eran aceptados por una justicia ajena, perdonados por una muerte ajena, y por medio del trabajo de otra persona—el sacerdote, y en un lugar específico—el santuario terrenal.

Esta es una enseñanza práctica de que hoy somos aceptados en base a una justicia ajena—la de Cristo, somos perdonados en base a una muerte ajena—la sangre de Cristo, y por medio de su trabajo como Sacerdote ante Dios Padre en el Santuario Celestial.

¿Por qué es importante conocer la verdadera condición de los muertos?

PE pg. 87/1 – “Vi el engaño de los golpes, el progreso que estaba haciendo, y que si fuese posible engañaría hasta a los mismos elegidos. Satanás tendrá poder para hacer aparecer delante de nosotros formas que se den por nuestros parientes y amigos que ahora duermen en Jesús. Parecerá como que estos amigos estuviesen presentes; serán habladas las palabras que pronunciaban cuando estaban aquí, con las cuales nos hemos familiarizado, y el mismo tono de voz que tenían en vida caerá en nuestros oídos. Todo esto será destinado a engañar a los santos y seducirlos para que crean en este engaño.

“Vi que los santos deben obtener una comprensión cabal de la verdad presente, que deberán sostener por las Escrituras. Necesitan comprender lo referente a la condición de los muertos; porque aún les aparecerán espíritus de demonios que se darán por sus seres queridos y parientes, y les enseñarán que el día de reposo ha sido cambiado, y otras doctrinas ajenas a la Biblia.”

CS pg. 608/1 (540.2) – “Satanás puede evocar ante los hombres la apariencia de sus amigos fallecidos. La imitación es perfecta; los rasgos familiares, las palabras y el tono son reproducidos con una exactitud maravillosa. Muchas personas se consuelan con la seguridad de que sus seres queridos están gozando de las delicias del cielo; y sin sospechar ningún peligro, dan oídos a ‘espíritus seductores, y a enseñanzas de demonios’.”

CS pg. 645/1 (574.2) – “Merced a los dos errores capitales, el de la inmortalidad del alma y el de la santidad del domingo, Satanás prenderá a los hombres en sus redes. Mientras aquél forma la base del espiritismo, éste crea un lazo de simpatía con Roma. Los protestantes de los Estados Unidos serán los primeros en tender las manos a través de un doble abismo al espiritismo y al poder romano; y bajo la influencia de esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma, pisoteando los derechos de la conciencia.”

CS pg. 644/0 (573.2) – “Aferrándose al error papal de la inmortalidad natural del alma y al del estado consciente de los muertos, han rechazado la única defensa posible contra los engaños del espiritismo.”

¿Cuál es la firme plataforma?

PE pg. 258/1 – “Vi que una compañía se mantenía de pie bien guardada y firme, negando su apoyo a aquellos que querían trastornar la fe establecida del cuerpo. Dios miraba con aprobación a esa compañía. Me fueron mostrados tres escalones: los mensajes del primer ángel, del segundo y del tercero. Dijo mi ángel acompañante: “¡Ay de aquel que mueva un bloque o una clavija de esos mensajes! La verdadera comprensión de esos mensajes es de importancia vital. El destino de las almas depende de la manera en que son recibidos.” Nuevamente se me hizo recorrer esos mensajes, y vi a cuán alto precio había obtenido su experiencia el pueblo de Dios. La obtuvo por mucho padecimiento y severo conflicto. Dios lo había conducido paso a paso, hasta ponerlo sobre una plataforma sólida e inconmovible.”

2JT pg. 372/3 – “Los tres ángeles de Apocalipsis 14, representados como volando por en medio del cielo, simbolizan la obra de aquellos que proclaman los mensajes de los ángeles primero, segundo y tercero. Están unidos. Las evidencias de la verdad permanente y siempre viva de estos grandes mensajes, que tanto significan para la iglesia, que han despertado tan intensa oposición de parte del mundo religioso, no están extintas. Satanás trata constantemente de arrojar sombra alrededor de estos mensajes, para que el pueblo de Dios no discierna claramente su significado, su tiempo y lugar; pero esos mensajes viven y han de ejercer su poder sobre nuestra experiencia religiosa mientras dure el tiempo.”

PE pg. 75/1 – “El Señor me ha mostrado que el mensaje del tercer ángel debe progresar y ser proclamado a los hijos dispersos de Dios, pero no debe depender de una fecha. Vi que algunos están creando una excitación falsa al predicar fijando fechas; pero el mensaje del tercer ángel es más poderoso de lo que puede serlo una fecha. Vi que este mensaje puede subsistir sobre su propio fundamento y no necesita ser reforzado con fechas; que irá adelante con gran poder, hará su obra y será abreviado en justicia.”

CS pg. 441/2 – “El capítulo 18 del Apocalipsis indica el tiempo en que, por haber rechazado la triple amonestación de (Apocalipsis 14:6-12), la iglesia alcanzará el estado predicho por el segundo ángel, y el pueblo de Dios que se encontrare aún en Babilonia, será llamado a separarse de la comunión de ésta. Este mensaje será el último que se dé al mundo y cumplirá su obra.”

2JT pg. 362/2 – “Es nuestro deber individual andar humildemente con Dios. No hemos de buscar cualquier mensaje nuevo y extraño. No hemos de pensar que los escogidos de Dios, que están tratando de andar en la luz, constituyen Babilonia.

“Las iglesias caídas son Babilonia. Babilonia ha estado fomentando doctrinas venenosas, el vino del error. Este vino del error se compone de falsas doctrinas, como la inmortalidad natural del alma, el tormento eterno de los impíos, la negación de la preexistencia de Cristo antes de su nacimiento en Belén, y la defensa y exaltación del primer día de la semana sobre el día santificado por Dios. Estos y otros errores afines son presentados al mundo por las varias iglesias, y así se cumplen las Escrituras que dicen: ‘Porque todas las gentes han bebido del vino del furor de su fornicación’ (Apocalipsis 18:3).”

FO pg. 12/3 – “Muchos han perdido demasiado por no haber abierto los ojos de su entendimiento para discernir las cosas asombrosas de la ley de Dios. Por un lado, los religiosos extremistas en general han divorciado la Ley del Evangelio, mientras nosotros, por el otro lado, casi hemos hecho lo mismo desde otro punto de vista. No hemos levantado delante de la gente la justicia de Cristo y el pleno significado de su gran plan de redención. Hemos dejado a un lado a Cristo y su incomparable amor, introducido teorías y razonamientos, y predicado discursos argumentativos.”

¿Por qué Dios quiere que estudiemos los tres mensajes angélicos?

Dios quiere que estudiemos estos tres mensajes angélicos de Apocalipsis 14:6-12:

  1. Porque estos son los mensajes que se van a proclamar en el fuerte pregón de Apocalipsis 18:1-5. Ejemplo: CS 441/2 y PE 75/1.
  2. El mensaje del primer ángel (Apocalipsis 14:6) es la proclamación del Evangelio—y el Evangelio es la obra acabada de Cristo como Hombre en la tierra, que estaba prefigurada por todo lo que se realizaba en el atrio del santuario terrenal, tanto por el sacerdote como por el pecador en persona.

Comentario Bíblico 7ª pg. 349/1/2 – “El Evangelio es glorioso porque está constituido por la justicia de Cristo. El Evangelio es Cristo desplegado, y Cristo es el Evangelio encarnado.”

Comentario Bíblico 7ª pg. 335/1/1 – “Cristo colgado de la cruz, era el Evangelio. Ahora tenemos un mensaje: ‘He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo’.”

2MS pg. 121.4 – “El mensaje proclamado por el ángel que volaba por en medio del cielo es el Evangelio eterno, el mismo Evangelio que fue declarado en el Edén… Cristo vino a nuestro mundo para presentar el carácter de Dios tal como está representado en su santa ley, porque su ley es una copia de su carácter. Cristo era tanto la ley como el Evangelio. El ángel que proclama el Evangelio eterno proclama también la ley de Dios; porque el Evangelio de salvación induce a los hombres a obedecer la ley mediante la cual sus caracteres son formados a la semejanza divina.”

De manera que si vamos a proclamar el Evangelio, también debemos proclamar la ley, porque el Evangelio es la Ley sintetizada.

PVGM pg. 99/1 – “Ningún hombre puede presentar correctamente la ley de Dios sin el Evangelio, ni el Evangelio sin la ley. La ley es el Evangelio sintetizado, y el Evangelio es la ley desarrollada. La ley es la raíz, el Evangelio su fragante flor y fruto.”

Los seres humanos naturalmente queremos separar el Evangelio de la Ley. Queremos proclamar o sólo Evangelio, o sólo la Ley.

La segunda parte del mensaje del primer ángel (Apocalipsis 14:7) nos lleva a la obra de Cristo en el cielo: “…el mensaje del primer ángel: ‘¡Temed a Dios y dadle gloria; porque ha llegado la hora de su juicio!’ señalaban al ministerio de Cristo en el lugar santísimo, al juicio investigador…” (CS pg. 476/2 | 420.1). Entonces, el mensaje del primer ángel dirige nuestra atención:

  1. A un lugar específico: al Lugar Santísimo del Santuario Celestial (Apocalipsis 11:19).
  2. A un trabajador específico: a Cristo como Sumo Sacerdote (Hebreos 10:21; 4:14; 12:24).

Desde el 10 de mes séptimo de 1844, Cristo empezó la obra del juicio investigador por los muertos, pero al mismo tiempo sigue realizando su obra para la justificación y el perdón por los vivos—el Servicio Diario Celestial (Romanos 3:24): “Pero una luz más viva surgió del estudio de la cuestión del santuario. Vieron entonces que tenían razón al creer que el fin de los 2.300 días, en 1844, había marcado una crisis importante. Pero si bien era cierto que se había cerrado la puerta de esperanza y de gracia por la cual los hombres habían encontrado durante mil ochocientos años acceso a Dios, otra puerta se les abría, y el perdón de los pecados era ofrecido a los hombres por la intercesión de Cristo en el lugar santísimo” (esto es Servicio Diario Celestial para los vivos) (CS pg. 482/2 | 425.1).

¿Por qué Cristo realiza Servicio Diario Celestial sólo por los vivos?

Porque únicamente los vivos pueden confesar y pedir perdón por sus pecados. Los muertos ya no tienen más oportunidad de confesar y pedir perdón por sus pecados.

Isaías 38:18-19 – “Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu verdad a los hijos.”

Esta obra que Cristo realiza en el Santuario Celestial estaba prefigurada por la obra que realizaba tanto el sacerdote como sumo sacerdote en el santuario terrenal propiamente dicho.

  1. El mensaje del segundo ángel (Apocalipsis 14:8) nos advierte sobre los vinos de Babilonia, “¿En qué consiste ese vino? En sus doctrinas falsas. Ha dado al mundo un día de reposo falso en lugar del verdadero del cuarto mandamiento, y ha repetido la falsedad que Satanás comunicó a Eva en el Edén: la inmortalidad natural del alma. Ha esparcido ampliamente muchos errores semejantes y ha enseñado ‘como doctrinas, mandamientos de hombres’ (Mateo 15:9).” (2MS 135.1)

2JT pg. 362/3 – “Las iglesias caídas son Babilonia. Babilonia ha estado fomentando doctrinas venenosas, el vino del error. Este vino del error se compone de falsas doctrinas, como la inmortalidad natural del alma, el tormento eterno de los impíos, la negación de la preexistencia de Cristo antes de su nacimiento en Belén, y la defensa y exaltación del primer día de la semana sobre el día santificado por Dios. Estos y otros errores afines son presentados al mundo por las varias iglesias, y así se cumplen las Escrituras que dicen: ‘Porque todas las gentes han bebido del vino del furor de su fornicación’ (Apocalipsis 18:3).”

CS pg. 591/3 (526.2) – “La teoría de las penas eternas es una de las falsas doctrinas que constituyen el vino de las abominaciones de Babilonia, del cual ella da de beber a todas las naciones (Apocalipsis 14:8; 17:2).”

CS pg. 63/3 (55.2) – “Así se introdujeron graves errores en la fe cristiana. Uno de los principales fue la creencia en la inmortalidad natural del hombre y en su estado consciente después de la muerte. Esta doctrina fue la base sobre la cual Roma estableció la invocación de los santos y la adoración de la virgen María. De la misma doctrina se derivó también la herejía del tormento eterno para los que mueren impenitentes, que muy pronto figuró en el credo papal.”

Otro vino de Babilonia, en cumplimiento de Daniel 8:11 – “Aun se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos, y por él fue quitado el continuo sacrificio, y el lugar de su santuario fue echado por tierra”: “En el futuro surgirán engaños de toda clase, y necesitamos terreno sólido para nuestros pies. Necesitamos sólidos pilares para el edificio. No ha de quitarse ni un solo ápice de aquello que el Señor ha establecido. El enemigo presentará falsas doctrinas, tales como la doctrina de que no existe un santuario. Este es uno de los puntos en los cuales algunos se apartarán de la fe. ¿Dónde encontraremos seguridad, a menos que sea en las verdades que el Señor nos ha estado dando durante los últimos cincuenta años?” (Ev 167.2).

  1. El mensaje del tercer ángel (Apocalipsis 14:9-12) tiene dos partes:

1. Apocalipsis 14:9-11

La primera parte del mensaje del tercer ángel tiene:

  1. Una terrible amonestación:
    1. “Si alguno adora a la bestia y a su imagen…” (Apocalipsis 14:9). Nos amonesta a NO ADORAR a la bestia de Apocalipsis 13:1-10, ni a su imagen de Apocalipsis 13:15-17.
    2. “… y toma la señal en su frente, o en su mano” (Apocalipsis 14:9). Nos amonesta a NO RECIBIR la marca de la bestia o de su imagen en la frente o en la mano.
  2. Una tremenda amenaza:

Si el hombre ADORA a la bestia o a su imagen, y RECIBE su marca:

  1. “Este también beberá del vino de la ira de Dios…” (Apocalipsis 14:10), que son las plagas de Apocalipsis 16:1-21 que empezarán a ser derramadas en cuanto termine la obra intercesora de Cristo en el Santuario Celestial, y antes de que Cristo aparezca por segunda vez en las nubes de los cielos. Estas plagas de Apocalipsis 16:1-21 no serán derramadas mientras que Cristo esté intercediendo por el hombre en el Santuario Celestial, y no deben ser confundidas con las señales del Conflicto de los Siglos pg. 647/1 – desastres naturales (que son señales de la salida del decreto dominical).
  2. “… y será atormentado con fuego y azufre…” (Apocalipsis 14:10). Esta segunda parte ocurrirá en ocasión de la ejecución de la sentencia de muerte segunda (Apocalipsis 20:14-15), después del milenio en la tercera venida de Cristo, y previo a un juicio (Apocalipsis 20:11-13).

2. Apocalipsis 14:12

Apocalipsis 14:12 – “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús.”

PE pg. 254/1 – “El tercer ángel concluye así su mensaje: ‘Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.’ Al repetir el ángel estas palabras, señalaba al santuario celestial. La atención de cuantos aceptan este mensaje se dirige hacia el lugar santísimo, donde Jesús está de pie delante del arca, realizando su intercesión final por todos aquellos para quienes hay todavía misericordia, y por los que hayan violado ignorantemente la ley de Dios. Esta expiación es hecha tanto para los justos muertos como para los justos vivos. Incluye a todos los que murieron confiando en Cristo, aunque, por no haber recibido luz acerca de los mandamientos de Dios, hubiesen pecado ignorantemente al transgredir sus preceptos.”

La segunda parte del mensaje del tercer ángel nos lleva:

  1. Al Santuario Celestial—al Lugar Santísimo.
  2. Al Sacerdocio de Cristo en el Lugar Santísimo como Sumo Sacerdote a la obra de hacer Juicio y Purificación del Santuario.

OE pg. 169/3 – “Si tenemos el espíritu y el poder del mensaje del tercer ángel, debemos presentar juntos la ley y el Evangelio, porque van juntos. Así como un poder terreno está incitando a los hijos a la desobediencia a anular la ley de Dios, y a pisotear la verdad de que Cristo es nuestra justicia, un poder de lo alto está obrando en los corazones de los que son leales, para que ensalcen la ley, y a Jesús como Salvador completo. A menos que el poder divino penetre en la experiencia del pueblo de Dios, las teorías e ideas erróneas aherrojarán las mentes; Cristo y su justicia se perderán de la experiencia de muchos, y su fe quedará sin poder ni vida.”

3MS pg. 195.1 – “El mensaje del tercer ángel es la proclamación de los mandamientos de Dios y la fe de Cristo Jesús. Los mandamientos de Dios han sido proclamados, pero la justicia de Jesús, dándole igual importancia, no ha sido presentada por los adventistas del séptimo día, haciendo que la ley y el Evangelio vayan de la mano. No puedo hallar palabras para presentar este tema en toda su plenitud.

“‘La fe de Jesús’. Se habla de ella, pero no ha sido entendida. ¿Qué cosa constituye la fe de Jesús, que pertenece al mensaje del tercer ángel? Jesús convertido en el ser que lleva nuestros pecados para llegar a ser el Salvador que perdona el pecado. El fue tratado como nosotros merecemos ser tratados. Vino a nuestro mundo y llevó nuestros pecados para que nosotros pudiéramos llevar su justicia. Y la fe en la capacidad de Cristo para salvarnos en forma amplia, completa y total, es la fe de Jesús.”

1MS pg. 437.1 – “Varios me han escrito preguntándome si el mensaje de la justificación por la fe es el mensaje del tercer ángel, y he contestado: ‘Es el mensaje del tercer ángel en verdad’.”

El Estudio de los Libros de Daniel y Apocalipsis

TM pg. 112.2 – “Se necesita un estudio mucho más detenido de la Palabra de Dios; especialmente Daniel y el Apocalipsis deben recibir atención como nunca antes en la historia de nuestra obra. Podemos tener menos que decir en algunos respectos, con relación al poder romano y al papado; pero debemos llamar la atención a lo que los profetas y los apóstoles han escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo de Dios. El Espíritu Santo ha dispuesto las cosas, en la forma de dar las profecías y en los acontecimientos descriptos, para enseñar que el agente humano ha de ser mantenido fuera de la vista, oculto en Cristo, y que el Señor Dios del cielo y su ley han de ser exaltados. Leed el libro de Daniel. Evocad, punto por punto, la historia de los reinos allí representados. Contemplad a estadistas, consejos, ejércitos poderosos, y ved cómo Dios obró para abatir el orgullo de los hombres y arrojar la gloria humana en el polvo…

La luz que Daniel recibió de Dios fue dada especialmente para estos postreros días. Las visiones que él tuvo junto a las riberas del Ulai y del Hidekel, los grandes ríos de Sinar, están hoy en proceso de cumplimiento, y todos los acontecimientos predichos pronto ocurrirán.”

5TS pg. 131.2 – “Un espíritu belicoso domina al mundo. La profecía contenida en el undécimo capítulo del libro de Daniel, está casi completamente cumplida. Muy pronto se realizarán las escenas de angustia descriptas por el profeta (Daniel capítulo 12).”

¿Por qué dice que está “casi completamente cumplida” la profecía del capítulo undécimo de Daniel?

Porque hasta ahora, de Daniel capítulo 11, ya está cumplida la profecía hasta el versículo 43, y solamente falta por cumplirse los versículos 44 y 45. Y cuando se cumplan esos dos últimos versículo vamos a entrar en “las escenas de angustia descritas por el profeta” en el capítulo 12 de Daniel—escenas que ocurrirán cuando Cristo deje de interceder en el Santuario Celestial.

Otra razón por la que debemos estudiar los dos últimos versículos del capítulo undécimo de Daniel, es que la profecía nos advierte que cuando entremos en la fase final del Ministerio Sacerdotal Celestial de Cristo, el cuerno pequeño (rey del norte) hará todo lo posible para interponerse entre la muchedumbre—pueblos (los mares) y el Santuario Celestial (el monte deseable del santuario – Daniel 11:45). El cuerno pequeño no quiere que la gente se congregue al Santuario Celestial, y no quiere que entiendan que el único lugar done su caso se va a decidir para vida eterna o muerte segunda es en el Santuario Celestial, y nada más ni nada menos que gracias al trabajo de Cristo como nuestro verdadero Sumo Sacerdote (Hebreos 4:14; 12:24).

TM pg. 114.3 – “Cuando los libros de Daniel y Apocalipsis sean mejor entendidos, los creyentes tendrán una experiencia religiosa completamente distinta. Recibirán tales vislumbres de los portales abiertos del cielo que se les grabará en la mente y el corazón el carácter que todos deben desarrollar a fin de comprender la bendición que será la recompensa de los de corazón puro.

El Señor bendecirá a todos los que con humildad y mansedumbre traten de comprender lo que se revela en el Apocalipsis. Este libro presenta en forma tan vívida escenas de inmortalidad y está tan lleno de gloria que todos los que lo lean y escudriñen con fervor recibirán la bendición prometida a aquellos que ‘oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas’.”

HAp pg. 482/2 (467.2) – “En el Apocalipsis todos los libros de la Biblia se encuentran y terminan. En él está el complemento del libro de Daniel. Uno es una profecía, el otro una revelación. El libro que fue sellado no fue el Apocalipsis, sino aquella porción de la profecía de Daniel que se refiere a los últimos días. El ángel ordenó: ‘Tú empero Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin’ (Daniel 12:4).”

CS pg. 390/1 (340.3) – “Ante semejante testimonio de la Inspiración, ¿cómo se atreven los hombres a enseñar que el Apocalipsis es un misterio fuera del alcance de la inteligencia humana? Es un misterio revelado, un libro abierto. El estudio del Apocalipsis nos lleva a las profecías de Daniel, y ambos libros contienen enseñanzas de suma importancia, dadas por Dios a los hombres, acerca de los acontecimientos que han de desarrollarse al fin de la historia de este mundo.

“A San Juan le fueron descubiertos cuadros de la experiencia de la iglesia que resultaban de interés profundo y conmovedor. Vio las circunstancias, los peligros, las luchas y la liberación final del pueblo de Dios. Consigna los mensajes finales que han de hacer madurar la mies de la tierra, ya sea en gavillas para el granero celestial, o en manojos para los fuegos de la destrucción. Fuéronle revelados asuntos de suma importancia, especialmente para la última iglesia, con el objeto de que los que se volviesen del error a la verdad pudiesen ser instruidos con respecto a los peligros y luchas que les esperaban. Nadie necesita estar a obscuras en lo que concierne a lo que ha de acontecer en la tierra.”

 

“Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios.”

(Deuteronomio 29:29)

 

Lo que no está revelado

“Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones,

que el Padre puso en su sola potestad.”

(Hechos 1:7)

No fijar fechas

1MS pg. 217/2 – “Los discípulos estaban ansiosos de saber el tiempo exacto de la revelación del reino de Dios, pero Jesús les dijo que no podían saber los tiempos ni las sazones, pues el Padre no los ha revelado.”

1MS pg. 218/1 – “En vez de consumir las facultades de nuestra mente en especulaciones acerca de los tiempos y las sazones que el Señor ha dejado en su sola potestad y ha retenido de los hombres, hemos de entregarnos al control del Espíritu Santo, a la ejecución de los deberes actuales, a dar el pan de vida, sin mezcla de opiniones humanas, a las almas que están pereciendo por la verdad.”

1MS pg. 220/1,2 – “Si avanzáramos en conocimiento espiritual, veríamos que la verdad se desarrolla y expande en ciertos aspectos en que poco hemos soñado, pero nunca se desarrollará en algún aspecto que nos induzca a imaginar que podemos conocer los tiempos y las sazones que el Padre ha puesto en su sola potestad. Vez tras vez se me ha amonestado acerca de fijar fechas. Nunca más habrá un mensaje para el pueblo de Dios que se base en el tiempo. No hemos de saber el tiempo definido, ya sea del derramamiento del Espíritu Santo o de la venida de Cristo.

“El Señor me mostró que el mensaje debe avanzar, y que no debe depender del tiempo, pues éste no será nunca más una prueba.”

1MS pg. 221/2 – “No hemos de vivir dependiendo de la excitación originada por fechas especiales. No hemos de enfrascarnos en especulaciones en cuanto a los tiempos y las sazones que no ha revelado Dios. Jesús ha dicho a sus discípulos que velen, pero no fijándose en una fecha definida.”

1MS pg. 222/0 – “Han de velar, esperar, orar y trabajar a medida que se acercan al tiempo de la venida del Señor, pero nadie podrá predecir precisamente cuándo será ese tiempo, pues ‘no sabéis el día ni la hora’. No podréis decir que Cristo vendrá dentro de uno, dos o cinco años; tampoco debéis posponer su venida diciendo que quizá no se produzca ni en diez ni en veinte años.”

1MS pg. 224/1 – “Dios no nos ha revelado el tiempo cuando terminará este mensaje o cuando el tiempo de gracia llegará a su fin. Aceptemos las cosas reveladas para nosotros y para nuestros hijos, pero no procuremos saber lo que ha sido mantenido secreto en los concilios del Todopoderoso.”

“Pero nadie ha recibido la orden de escudriñar las Escrituras a fin de asegurar, si es posible, cuándo terminará el tiempo de gracia. Dios no ha concedido tal mensaje a ningún labio mortal. El no quiere que ninguna lengua mortal declare aquello que ha ocultado en sus concilios secretos.”

2MS pg. 130/1 – “Ninguna persona que fije una fecha para la venida de Cristo tiene un mensaje verdadero. Podéis tener la seguridad de que Dios no da a nadie autoridad para decir que Cristo demora su venida cinco, diez o veinte años. ‘Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del hombre vendrá a la hora que no pensáis’ (Mateo 24:44). Este es nuestro mensaje, el mismo mensaje que están proclamando los tres ángeles que volaban por en medio del cielo. La obra que debe realizarse ahora consiste en proclamar el mensaje final de misericordia a un mundo caído. Una nueva vida está viniendo del cielo y posesionándose de todo el pueblo de Dios. Pero en la iglesia ocurrirán divisiones. Se formarán dos grupos. El trigo y la cizaña crecerán juntos hasta el momento de la cosecha.”

TM pg. 55/1 – “Desconfíen todos nuestros hermanos y hermanas de cualquiera que quisiera fijar una fecha en que el Señor ha de cumplir su palabra con respecto a su venida, o con respecto a cualquier otra promesa de significado especial que haya hecho. ‘No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad’. Pueden los falsos maestros parecer muy celosos por la obra de Dios, y gastar recursos en presentar sus teorías al mundo y a la iglesia; pero como mezclan el error con la verdad, su mensaje es engañoso, y extraviará las almas por senderos falsos. Es necesario hacerles frente y oponérseles, no porque sean hombres malos, sino porque enseñan errores y procuran poner sobre la mentira el sello de la verdad.”

1JT pg. 506/1 – “Muchos de los que tomaron el nombre de adventistas han incurrido en el error de fijar fechas para la venida de Cristo. Lo han hecho repetidas veces, pero el resultado ha sido cada vez el fracaso. Se nos declara que el tiempo definido de la venida de nuestro Señor está fuera del alcance de los mortales. Aun los ángeles que ministran a los que han de ser herederos de la salvación no conocen ni el día ni la hora. ‘Empero del día y hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino mi Padre solo’ (Mateo 24:36). Por haber pasado repetidas veces la fecha fijada por algunos, el mundo se encuentra en un estado de incredulidad más decidida que antes con respecto al próximo advenimiento de Cristo. El mundo considera con disgusto el fracaso de los que fijaron fechas; y porque hubo hombres que se dejaron seducir de este modo, muchos se apartan de la verdad presentada por la Palabra de Dios según la cual el fin de todas las cosas está cercano.

Los que tan presuntuosamente predican una fecha definida satisfacen, al hacerlo, al adversario de las almas, porque promueven la incredulidad más bien que el cristianismo. Mediante textos de las Escrituras erróneamente interpretados, presentan una cadena de argumentos que aparentemente sostienen su teoría. Pero sus fracasos demuestran que son falsos profetas, que no interpretan correctamente el lenguaje de la Inspiración. La Palabra de Dios es verdad y certidumbre, pero los hombres han pervertido su significado. Esos errores han desprestigiado la verdad de Dios para estos últimos días. Los ministros de todas las denominaciones ridiculizan a los adventistas; sin embargo, los siervos de Dios no deben callar. Las señales predichas en la profecía se están cumpliendo rápidamente en derredor nuestro. Esto debe inducir a todo aquel que sigue verdaderamente a Cristo a actuar con celo.

“Los que creen que deben predicar una fecha definida a fin de hacer impresión sobre la gente, no actúan de acuerdo con el debido punto de vista. Desde 1844, la fijación de una fecha no ha sido una prueba, y no volverá a serlo. El Señor me ha mostrado que el mensaje del tercer ángel debe progresar y proclamarse a los dispersos hijos del Señor, pero que no ha de depender de una fecha. Vi que algunos eran presa de un entusiasmo falso producido por la predicación referente a fechas; pero el mensaje del tercer ángel es más fuerte de lo que puede serlo el anunció de tales fechas. Vi que este mensaje puede subsistir sobre su propio fundamento y no necesita fechas para fortalecerse; que avanzará con gran poder, hará su obra y será abreviado en justicia. Los sentimientos de los oyentes se pueden conmover y despertarse sus temores; pero no obran basados en buenos principios. Se crea excitación, y cuando pasa la fecha, como ha sucedido repetidas veces, los que se conmovieron por la proximidad de la misma, recaen en la frialdad, las tinieblas y el pecado, y es casi imposible despertar su conciencia sin recurrir a alguna gran excitación.”

CS pg. 509/1 (449.3) – “Muchos incurrieron en el error de fijar por repetidas veces una fecha precisa para la venida de Cristo. La luz que brillaba entonces respecto del asunto del santuario les habría enseñado que ningún período profético se extiende hasta el segundo advenimiento; que el tiempo exacto de este acontecimiento no está predicho. Pero, habiéndose apartado de la luz, se empeñaron en fijar fecha tras fecha para la venida del Señor, y cada vez fueron chasqueados.”

La Segunda Venida de Cristo y el derramamiento del Espíritu Santo

1MS pg. 220/1 – “Nunca más habrá un mensaje para el pueblo de Dios que se base en el tiempo. No hemos de saber el tiempo definido, ya sea del derramamiento del Espíritu Santo o de la venida de Cristo.”

DTG pg. 586/2 – “Pero el día y la hora de su venida, Cristo no los ha revelado. Explicó claramente a sus discípulos que él mismo no podía dar a conocer el día o la hora de su segunda aparición. Si hubiese tenido libertad para revelarlo, ¿por qué habría necesitado exhortarlos a mantener una actitud de constante expectativa? Hay quienes aseveran conocer el día y la hora de la aparición de nuestro Señor. Son muy fervientes en trazar el mapa del futuro. Pero el Señor los ha amonestado a que se aparten de este terreno. El tiempo exacto de la segunda venida del Hijo del hombre es un misterio de Dios.”

1MS pg. 224/1 – “Dios no nos ha revelado el tiempo cuando terminará este mensaje o cuando el tiempo de gracia llegará a su fin.”

“Me han llegado cartas preguntándome si tengo alguna luz especial en cuanto a la fecha de la terminación del tiempo de gracia, y contesto que sólo tengo este mensaje que dar: que ahora es el tiempo de trabajar mientras dure el día, pues viene la noche cuando nadie puede obrar.”

1MS pg. 225/1 – “No tengo ningún tiempo específico del cual hablar, cuando se efectuará la efusión del Espíritu Santo, cuando descenderá del cielo el ángel poderoso y se unirá con el tercer ángel en la terminación de la obra en este mundo. Mi mensaje es que nuestra única seguridad radica en estar listos para el refrigerio celestial, con nuestras lámparas despabiladas y encendidas.”

¿Quién tiene interés en que fijemos fecha para la Segunda Venida u otros eventos?

1MS pg. 218/2 – “Satanás está siempre dispuesto a llenar la mente con teorías y cálculos que desvíen a los hombres de la verdad presente y los inhabiliten para dar el mensaje del tercer ángel al mundo.”

1JT pg. 507/1 – “Los que tan presuntuosamente predican una fecha definida satisfacen, al hacerlo, al adversario de las almas, porque promueven la incredulidad más bien que el cristianismo.”

CS pg. 510/1 (450.2) – “Los repetidos esfuerzos hechos con el objeto de encontrar nuevas fechas para el principio y fin de los períodos proféticos, y los argumentos para sostener este modo de ver, no sólo alejan de la verdad presente, sino que desacreditan todos los esfuerzos para explicar las profecías. Cuanto más a menudo se fije fecha para el segundo advenimiento, y cuanto mayor sea la difusión recibida por una enseñanza tal, tanto mejor responde a los propósitos de Satanás. Una vez transcurrida la fecha, él cubre de ridículo y desprecio a quienes la anunciaron y echa oprobio contra el gran movimiento adventista de 1843 y 1844. Los que persisten en este error llegarán al fin a fijar una fecha demasiado remota para la venida de Cristo. Ello los arrullará en una falsa seguridad, y muchos sólo se desengañarán cuando sea tarde.”

Los terribles resultados de predicar fechas

1JT pg. 507/2 – “Los que creen que deben predicar una fecha definida a fin de hacer impresión sobre la gente, no actúan de acuerdo con el debido punto de vista. Desde 1844, la fijación de una fecha no ha sido una prueba, y no volverá a serlo. El Señor me ha mostrado que el mensaje del tercer ángel debe progresar y proclamarse a los dispersos hijos del Señor, pero que no ha de depender de una fecha. Vi que algunos eran presa de un entusiasmo falso producido por la predicación referente a fechas; pero el mensaje del tercer ángel es más fuerte de lo que puede serlo el anunció de tales fechas. Vi que este mensaje puede subsistir sobre su propio fundamento y no necesita fechas para fortalecerse; que avanzará con gran poder, hará su obra y será abreviado en justicia. Los sentimientos de los oyentes se pueden conmover y despertarse sus temores; pero no obran basados en buenos principios. Se crea excitación, y cuando pasa la fecha, como ha sucedido repetidas veces, los que se conmovieron por la proximidad de la misma, recaen en la frialdad, las tinieblas y el pecado, y es casi imposible despertar su conciencia sin recurrir a alguna gran excitación.”

1MS pg. 219/0 – “(Pero) Jesús no vino para asombrar a los hombres con grandes anuncios de algún tiempo especial cuando ocurriría algún gran acontecimiento, sino que vino para instruir y salvar a los perdidos. No vino para despertar curiosidad y complacerla, pues sabía que eso sólo aumentaría el apetito por lo curioso y lo maravilloso. Su propósito era impartir conocimiento por el cual los hombres pudieran aumentar su vigor espiritual y avanzar en el camino de la obediencia y de la verdadera santidad. Dio sólo las instrucciones que podían ser apropiadas para las necesidades de la vida diaria, tan sólo aquellas verdades que podían ser dadas a otros para el mismo destino.

No hizo nuevas revelaciones a los hombres, sino que les hizo entender verdades que habían estado oscurecidas por mucho tiempo o que habían sido puestas fuera de su lugar por las falsas enseñanzas de los sacerdotes y maestros. Jesús colocó de nuevo las gemas de verdad divina en su marco adecuado, en el orden en que habían sido dadas a patriarcas y profetas. Y después de haberles dado esa preciosa instrucción, prometió darles el Espíritu Santo para que así recordaran todas las cosas que les habían sido dichas.”

Las otras cosas que no están reveladas

La naturaleza del Espíritu Santo

HAp pg. 43/1 (42.4) – “La naturaleza del Espíritu Santo es un misterio. Los hombres no pueden explicarla, porque el Señor no se la ha revelado. Los hombres de conceptos fantásticos pueden reunir pasajes de las Escrituras y darles interpretación humana; pero la aceptación de esos conceptos no fortalecerá a la iglesia. En cuanto a estos misterios, demasiado profundos para el entendimiento humano, el silencio es oro.”

CC pg. 77/1 (106.2 | 107/2) – “La Palabra de Dios, como el carácter de su divino Autor, presenta misterios que nunca podrán ser plenamente comprendidos por seres finitos. La entrada del pecado en el mundo, la encarnación de Cristo, la regeneración, la resurrección y otros muchos asuntos que se presentan en la Sagrada Escritura son misterios demasiado profundos para que la mente humana los explique, o siquiera los entienda plenamente. Pero no tenemos motivo para dudar de la Palabra de Dios porque no podamos comprender los misterios de la providencia de El. En el mundo natural estamos siempre rodeados de misterios que no podemos penetrar. Aun las formas más humildes de vida presentan un problema que el más sabio de los filósofos es incapaz de explicar. Por doquiera se ven maravillas que superan nuestro conocimiento. ¿Debemos sorprendernos de que en el mundo espiritual haya también misterios que no podamos sondear? La dificultad estriba únicamente en la debilidad y estrechez del espíritu humano. Dios nos ha dado en las Santas Escrituras pruebas suficientes de su carácter divino, y no debemos dudar de su Palabra porque no podamos entender los misterios de su providencia.”

La entrada del pecado en el mundo

CS pg. 546/2 (484.1) – “Es imposible explicar el origen del pecado y dar razón de su existencia. Sin embargo, se puede comprender suficientemente lo que atañe al origen y a la disposición final del pecado, para hacer enteramente manifiesta la justicia y benevolencia de Dios en su modo de proceder contra todo mal. Nada se enseña con mayor claridad en las Sagradas Escrituras que el hecho de que Dios no fue en nada responsable de la introducción del pecado en el mundo, y de que no hubo retención arbitraria de la gracia de Dios, ni error alguno en el gobierno divino que dieran lugar a la rebelión. El pecado es un intruso, y no hay razón que pueda explicar su presencia. Es algo misterioso e inexplicable; excusarlo equivaldría a defenderlo. Si se pudiera encontrar alguna excusa en su favor o señalar la causa de su existencia, dejaría de ser pecado. La única definición del pecado es la que da la Palabra de Dios: ‘El pecado es transgresión de la ley;’ es la manifestación exterior de un principio en pugna con la gran ley de amor que es el fundamento del gobierno divino.”

¿Quién quiere que investiguemos de qué manera entró el pecado en el mundo?

Es Satanás el que quiere que nos metamos en la cosas secretas que a Dios le pertenece porque así vamos a entrar en terreno encantado de Satanás y de ya ahí nadie podrá sacarnos más.

La manera precisa cómo Dios ha creado el mundo

PP pg. 105/1 (91.4) – “‘Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios: mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos por siempre’ (Deuteronomio 29:29). Nunca reveló Dios al hombre la manera precisa en que llevó a cabo la obra de la creación; la ciencia humana no puede escudriñar los secretos del Altísimo. Su poder creador es tan incomprensible como su propia existencia.”

Dios no ha revelado la manera precisa cómo Dios ha creado el mundo. Lo que Dios sí ha revelado es que la obra de creación fue realizada en un período de seis días literales de 24 horas (12 horas de noche—tarde y 12 horas de día—mañana). Ejemplos: Génesis 1:5, 13, 19, 23, 31.

Génesis 2:1-3 (Nacar-Colunga) – “Así fueron acabados los cielos, y la tierra, y todo su cortejo. Y, rematada en el día sexto toda la obra que había hecho, descansó Dios el día séptimo de cuanto hiciera; y bendijo el día séptimo y lo santificó, porque en él descansó Dios de cuanto había creado y hecho.”

¿Cuál es el objetivo de Satanás de atacar a la creación de una semana literal?

PP pg. 102/3 (90.3) – “Pero la suposición de que los acontecimientos de la primera semana requirieron miles y miles de años, ataca directamente los fundamentos del cuarto mandamiento. Representa al Creador como si estuviese ordenando a los hombres que observaran la semana de días literales en memoria de largos e indefinidos períodos. Esto es distinto del método que él usa en su relación con sus criaturas. Hace obscuro e indefinido lo que él ha hecho muy claro. Es incredulidad en la forma más insidiosa y, por lo tanto, más peligrosa; su verdadero carácter está disfrazado de tal manera que la sostienen y enseñan muchos que dicen creer en la Sagrada Escritura.”

¿Cuál es el verdadero propósito de fijar fechas para la Segunda Venida de Cristo?

Fijar fechas para la Segunda Venida de Cristo tiene por objeto quitar de la vista del hombre el evento solemne que ANTECEDE o PRECEDE a la Segunda Venida de Cristo.

CS pg. 400/3 (351.3) – “En el sistema típico—que era sombra del sacrificio y del sacerdocio de Cristo—la purificación del santuario era el último servicio efectuado por el sumo sacerdote en el ciclo anual de su ministerio. Era el acto final de la obra de expiación—una remoción o apartamiento del pecado de Israel. Prefiguraba la obra final en el ministerio de nuestro Sumo Sacerdote en el cielo, en el acto de borrar los pecados de su pueblo, que están consignados en los libros celestiales. Este servicio envuelve una obra de investigación, una obra de juicio, y precede inmediatamente la venida de Cristo en las nubes del cielo con gran poder y gloria, pues cuando él venga, la causa de cada uno habrá sido fallada. Jesús dice: ‘Mi galardón está conmigo, para dar la recompensa a cada uno según sea su obra’ (Apocalipsis 22:12). Esta obra de juicio, que precede inmediatamente al segundo advenimiento, es la que se anuncia en el primer mensaje angelical de Apocalipsis 14:7: ‘¡Temed a Dios y dadle honra; porque ha llegado la hora de su juicio!’”

Al fijar fechas para la Segunda Venida de Cristo, Satanás logra quitar de la vista de la humanidad todos los eventos que preceden a la Segunda Venida, que son de suma importancia y que demuestran que conocer la fecha exacta para su Segunda Venida, en realidad, no nos sirve de nada, pues cuando Cristo venga por segunda vez el caso de cada ser humano ya está decidido—sea para vida eterna o para muerte segunda—y esa decisión se decidió en el Juicio de Apocalipsis 14:7, que se encuentra bastante antes de la Segunda Venida de Cristo. Dichos eventos son:

  1. El Servicio de Preparación—que es el Servicio Diario Celestial de Romanos 3:24. El Servicio Diario que te asegura:
    1. Justificación o Aceptación diaria de Efesios 1:6,
    2. Perdón de pecados diario de Efesios 1:7,
    3. Bautismo diario del Espíritu Santo de Efesios 1:13-14. Que son requisitos imprescindibles para enfrentar:
  2. El Juicio de Vivos de Apocalipsis 14:7, y el borramiento o purificación de pecados perdonados de Daniel 8:14 (CS pg. 544/2), que le antecede a la Segunda Venida de Cristo.
  3. Las plagas de Apocalipsis 16:1-21, que tendrán efecto únicamente sobre quienes no salieron aprobados en el Juicio de Ap. 14:7.
  4. Que el hombre llegue al Juicio de Vivos sin preparación. Si el hombre llega al juicio sin preparación: su nombre será borrado del Libro de la Vida (Éxodo 32:33; CS 537/0); y sus pecados quedarán registrados en su Libro de Malas Obras para que atestigüen contra él en el día final (Apocalipsis 20:11-13).
    • Si el hombre llega al Juicio de Vivos sin preparación no podrá estar de pie cuando Cristo aparezca por segunda vez, y pedirá que la tierra lo trague (Apocalipsis 6:15-16).
    • Dios no le revelará la hora, el día, en que Cristo venga por segunda vez. No estará preparado para ese solemne evento. No podrá entender la voz de Dios que va a anunciar la Segunda Venida de Cristo. La voz de Dios será como fragor de truenos y relámpagos.
    • Es propósito de Satanás que los pecados del hombre se queden en su Libro de Memoria de Malas Obras, porque Satanás sabe que si eso ocurre, los pecados de ese hombre no serán transferidos a su cuenta, y en el día final le tocará pagar a sí mismo su propia cuenta—que significa experimentar la muerte segunda, desaparecer para siempre (Abdías 16):

PE pg. 294.1 – “Satanás se precipitó en medio de sus secuaces e intentó incitar a la multitud a la acción. Pero llovió sobre ellos fuego de Dios desde el cielo, y consumió conjuntamente al magnate, al noble, al poderoso, al pobre y al miserable. Vi que unos quedaban pronto aniquilados mientras que otros sufrían por más tiempo. A cada cual se le castigaba según las obras que había hecho con su cuerpo. Algunos tardaban muchos días en consumirse, y aunque una parte de su cuerpo estaba ya consumida, el resto conservaba plena sensibilidad para el sufrimiento. Dijo el ángel: ‘El gusano de la vida no morirá ni su fuego se apagará mientras haya una partícula que consumir’.”

Otro propósito de fijar fechas para la Segunda Venida de Cristo es que el hombre rechace la amonestación del Testigo Fiel (Apocalipsis 3:17) y postergue su preparación para el juicio, pues se duerme en el engaño de una seguridad carnal.

1JT pg. 327.3 – “El Señor nos muestra aquí que el mensaje que deben dar a su pueblo los ministros que él ha llamado para que amonesten a la gente no es un mensaje de paz y seguridad. No es meramente teórico, sino práctico en todo detalle. En el mensaje a los laodicenses, los hijos de Dios son presentados en una posición de seguridad carnal. Están tranquilos, creyéndose en una exaltada condición de progreso espiritual. ‘Porque tú dices: Yo soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no conoces que tú eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo.’

“¡Qué mayor engaño puede penetrar en las mentes humanas que la confianza de que en ellos todo está bien cuando todo anda mal! El mensaje del Testigo Fiel encuentra al pueblo de Dios sumido en un triste engaño, aunque crea sinceramente dicho engaño. No sabe que su condición es deplorable a la vista de Dios. Aunque aquellos a quienes se dirige el mensaje del Testigo Fiel se lisonjean de que se encuentran en una exaltada condición espiritual, dicho mensaje quebranta su seguridad con la sorprendente denuncia de su verdadera condición de ceguera, pobreza y miseria espirituales. Este testimonio tan penetrante y severo no puede ser un error, porque es el Testigo Fiel el que habla y su testimonio debe ser correcto.

“A los que se sienten seguros por causa de sus progresos y se creen ricos en conocimiento espiritual, les cuesta recibir el mensaje que declara que están engañados y necesitan toda gracia espiritual. El corazón que no ha sido santificado es engañoso ‘más que todas las cosas, y perverso’ (Jeremías 17:9). Se me mostró que muchos se ilusionan creyéndose buenos cristianos, aunque no tienen un solo rayo de la luz de Jesús. No tienen una viva experiencia personal en la vida divina. Necesitan humillarse profunda y cabalmente delante de Dios antes de sentir su verdadera necesidad de realizar esfuerzos fervientes y perseverantes para obtener los preciosos dones del Espíritu.”

Si el hombre no acepta la amonestación del Testigo Fiel y su consejo, no tendrá necesidad de hacer el Servicio Diario, y el Juicio de Vivos le encontrará sin preparación y será hallado falto, y no le servirá de nada haber perdido su tiempo haciendo cálculos y formulando teorías para la Segunda Venida de Cristo y para crear excitación entre la gente.

Otro propósito de Satanás es el de inhabilitarnos para que no demos el mensaje del tercer ángel, y por ello quiere distraernos con cosas que no son importantes para el plan de salvación.

1MS pg. 218.2 – “Satanás está siempre dispuesto a llenar la mente con teorías y cálculos que desvíen a los hombres de la verdad presente y los inhabiliten para dar el mensaje del tercer ángel al mundo. Siempre ha sido así, pues nuestro Salvador con frecuencia tenía que hablar reprochando a los que se entregaban a especulaciones y estaban siempre haciendo preguntas en cuanto a cosas que el Señor no había revelado. Jesús había venido a la tierra para impartir importantes verdades a los hombres y deseaba impresionar su mente con la necesidad de recibir y obedecer sus preceptos e instrucciones, y de efectuar sus deberes actuales, y sus pláticas eran de tal naturaleza que impartían conocimiento para su uso inmediato y diario.”

CSI pg. 368.1 – “Orad a Dios. Estad en comunión con él. Estudiad la mente de Dios, como quienes se esfuerzan por alcanzar la vida eterna y que necesitan conocer su voluntad. Podéis revelar la verdad únicamente como la conocéis en Cristo. Debéis recibir y asimilar sus palabras; éstas deben llegar a formar parte de vosotros. Esto es lo que significa comer la carne y beber la sangre del Hijo de Dios. Debéis vivir por cada palabra que procede de la boca de Dios; es decir, lo que Dios ha revelado. No todo ha sido revelado; porque no podríamos soportar tal revelación. Pero Dios ha revelado todo lo que es necesario para nuestra salvación. No debemos dejar su palabra para aceptar las suposiciones de los seres humanos.”

Que Dios los bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s