SI HOY PEDIMOS LLUVIA TARDÍA, ESTAMOS PIDIENDO MUERTE SEGUNDA

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

En la reciente conferencia general de la organización adventista del séptimo día, hubo un día de oración en la que los líderes religiosos pidieron que se ore por el derramamiento de la lluvia tardía.

Debemos orar por la lluvia temprana, no por la lluvia tardía
Debemos orar por la lluvia temprana, no por la lluvia tardía

Queremos aconsejarles y mostrarles que ahora pedir por la lluvia tardía es un error. Nuestra intención no es de “criticar,” ni “recriminar,” ni de “acusar,” ni de crear discordia. Nuestra tarea es la de mostrar, con la Biblia, lo que está escrito. Si usted hermano o hermana lo acepta o no lo acepta, depende de usted y nosotros respetamos su opinión. Pero no creemos que mostrar la verdad contra el error haciendo uso de la Palabra de Dios sea una tarea de “critica,” sino mas bien una tarea de educación.

Señales del Juicio y de la segunda venida de Cristo.
Señales del Juicio y de la segunda venida de Cristo.

Hay un versículo en la Biblia en la que se pide por la lluvia tardía:

En Zacarías 10:1 – “Pedid a Jehová lluvia en la sazón tardía: Jehová hará relámpagos, y os dará lluvia abundante, y hierba en el campo a cada uno.”

Luego, en el libro “La oración” de Ellen G. White, en el capítulo ‘Oración y reavivamiento,’ hay una sección titulada “Orar por la lluvia tardía,” la cual es usada para decir que ella aconseja orar por la lluvia tardía. El párrafo dice lo siguiente:

“Debemos orar que Dios abra las fuentes de las aguas de vida. Y nosotros debemos recibir del agua viva. Oremos con corazón contrito, con el mayor fervor, para que ahora, en el tiempo de la lluvia tardía, los aguaceros de gracia caigan sobre nosotros. En toda reunión a que asistamos deben ascender nuestras plegarias para que en este mismo tiempo Dios imparta calor y humedad a nuestras almas. Al buscar a Dios para la recepción del Espíritu Santo, este poder obrará en nosotros mansedumbre, humildad de mente, y una dependencia consciente de Dios para la lluvia tardía que perfecciona la obra. Si oramos por la bendición con fe, la recibiremos como Dios lo ha prometido.”

Hermanos, estos son textos que debe ser estudiados con su contexto.

El contexto se encuentra en “El Conflicto De Los Siglos” capítulo 39 – ‘El mensaje final de Dios.’ En la página 596.3 (versión digital), la sierva del Señor escribió lo siguiente:

“La gran obra de evangelización no terminará con menor manifestación del poder divino que la que señaló el principio de ella. Las profecías que se cumplieron en tiempo de la efusión de la lluvia temprana, al principio del ministerio evangélico, deben volverse a cumplir en tiempo de la lluvia tardía, al fin de dicho ministerio. Esos son los ‘tiempos de refrigerio’ en que pensaba el apóstol Pedro cuando dijo:

‘Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos de refrigerio de la presencia del Señor, y enviará a Jesucristo’ (Hechos 3:19-20).”

Hermanos y hermanas, Hechos 3:19-20 es la clave para comprender cuál es el “tiempo de la lluvia tardía.”

Si bien el derramamiento del Espíritu Santo bajo la forma de lluvia temprana en el Pentecostés (5 de Siván del año 31 de la era cristiana) fue el anuncio del inicio del Ministerio Sacerdotal Celestial de Cristo en el Lugar Santo del Santuario Celestial, el derramamiento del Espíritu Santo bajo la forma de la lluvia tardía será el anuncio del comienzo del JUICIO DE VIVOS cuando esté por concluir el Ministerio Sacerdotal Celestial de Cristo en el Lugar Santísimo del Santuario Celestial.

Hechos 3:19-20 – “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor, y enviará a Jesucristo, que os fue antes anunciado.”

Hay que respetar el orden de los eventos:

1) “arrepentíos y convertíos” (servicio diario o tiempo de preparación),
2) “para que sean borrados vuestros pecados” (juicio),
3) “ pues vendrán tiempos de refrigerio” (lluvia tardía),
4) “y enviará a Jesucristo” (segunda venida de Cristo).

Cristo no puede venir antes de que los pecados de los redimidos sean borrados de los registros de memoria en el Santuario Celestial. A la segunda venida de Cristo le antecede el juicio de vivos. Mientras el mundo cristiano anuncia “prepárate, Cristo viene pronto” nuestro anuncio debe ser “prepárate, porque el juicio de los vivos está a las puertas.” El que se haya preparado para el juicio está automáticamente preparado para la segunda venida de Cristo, pues recibirá la lluvia tardía. Los que no se preparen para el juicio en cambio serán sorprendidos por las plagas de Apocalipsis 16.

Pero antes de la segunda venida, de la lluvia tardía y del juicio esta el HOY. El HOY es el tiempo de gracia para “arrepentíos y convertíos.” Hoy es el tiempo de la justificación o aceptación, del perdón de pecados y de la lluvia temprana – el trabajo de Cristo como Sumo Sacerdote en el Santuario Celestial.

Hechos 3:21 – “Al cual de cierto es menester que el cielo retenga hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde el siglo.”

El cielo ahora retiene la segunda venida de Cristo hasta que sea restaurado completamente todo lo que el cuerno pequeño echó por tierra: el papado quitó el Servicio Diario Celestial, echó por tierra el Santuario Celestial y el Ministerio Sacerdotal Celestial de Cristo (Daniel 8:11); el papado estableció su sistema de culto para los seres humanos, colocó ritos y tradiciones humanas, y otorga pan inmundo (Ezequiel 4:13) en lugar de la verdadera ofrenda, que es la justicia de Cristo (Juan 6:48), y la verdadera sangre, que es la sangre que nuestro Señor derramó en la cruz.

Todo debe ser restaurado antes del juicio, pues sin la justicia de Cristo y sin su preciosa sangre no se puede enfrentar el juicio!

CS pg. 476.2 – ‘El Juicio Investigador’ – “La obra del juicio investigador y el acto de borrar los pecados deben realizarse ANTES del segundo advenimiento del Señor. En vista de que los muertos han de ser juzgados según las cosas escritas en los libros, es imposible que los pecados de los hombres sean borrados antes del fin del juicio en que sus vidas han de ser examinadas. Pero el apóstol Pedro dice terminantemente que los pecados de los creyentes serán borrados ‘cuando vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor, y enviará a Jesucristo’ (Hechos 3:19-20). Cuando el juicio investigador haya concluido, Cristo vendrá con su recompensa para dar a cada cual según sus obras.”

Otra prueba de que la lluvia tardía ocurre después de que el hombre ha pasado el juicio se encuentra en Joel 2:26-27 – “y nunca jamás será mi pueblo avergonzado” – son nuestros pecados lo que nos avergüenza ante Dios, y cuando nuestros pecados sean borrados de los libros de memoria (Isaías 65:6-7) ya nunca jamás será el pueblo avergonzado.

En Joel 2:26-27 tenemos el juicio, y el resultado del borramiento de pecados lo tenemos en Joel 2:28-29 – “Y será después de esto, derramaré mi Espíritu” – la lluvia tardía es derramada DESPUÉS DEL JUICIO.

Hay que entender que si en este momento pedimos por la lluvia tardía, estaremos pidiendo por la muerte segunda. Si diariamente nos hemos arrepentido, si hemos confesado nuestros pecados y si hemos pedido perdón, nuestros pecados constarán SOLAMENTE como perdonados, pero aún están registrados en el libro de memorias de MALAS obras (Isaías 65:6-7) sin haber sido borrados, y por esto la Ley sigue demandando la MUERTE segunda o eterna del infractor (Romanos 6:23) porque al PEDIR por la lluvia tardía estamos pidiendo al JUEZ de los cielos y de la tierra que abra nuestros casos y pase lista de todos los pecados que no han sido borrados y como resultado que DICTE SENTENCIA DE MUERTE SEGUNDA (Apocalipsis 20:15).

La Ley demanda la vida de quien pida por lluvia tardía cuando aún no ha pasado el JUICIO de vivos, pues automáticamente se esta pidiendo que su nombre sean borrado del libro de la vida, ya que la lluvia tardía será dada sólo a quienes tengan sus nombres conservados en el libro de la vida y cuyos pecados estén BORRADOS (Hechos 3:19-20).

Además, el hombre no tendrá memoria del pecado cuando haya pasado el juicio y reciba la lluvia tardía (Hebreos 9:14). Ahora nosotros aún tenemos memoria de nuestras malas obras, si tratamos de recordar un mal que hemos hecho, seguramente rápido vendrá a la memoria. Entonces, como el juicio por los vivos justos no ha empezado, no es de lo mas SENSATO pedir por la lluvia tardía si aún tenemos memoria del pecado que también nos CONDENA a muerte segunda o eterna.

El pedido de Zacarías 10:1 se aplica al pedido de que se nos conceda la lluvia tardía DESPUÉS de haber pasado el juicio. No ahora en este momento ANTES del juicio.

Entonces, ¿quiénes recibirán la lluvia tardía?

Solamente los que se congregaron al Santuario Celestial, con la verdadera ofrenda y libación (justicia de Cristo y sangre de Cristo) – el vestido de boda de Mateo 22:12, y los que salgan aprobados en el día de juicio.

Solamente los que hayan recibido lluvia temprana recibirán lluvia tardía (Jeremías 5:24).

• Cuando en el Santuario Celestial somos justificados y nuestros pecados son perdonados, el resultado es notificado en la tierra con el derramamiento de la lluvia temprana.
• Cuando en el Santuario Celestial se borren nuestros pecados y se conserven nuestros nombres en el libro de la vida, el resultado es notificado en la tierra con el derramamiento de la lluvia tardía.

CS pg. 474.5 – “En caso de que alguien tenga en los libros de memoria pecados de los cuales no se haya arrepentido y que no hayan sido perdonados, su nombre será borrado del libro de la vida, y la mención de sus buenas obras será borrada de los registros de Dios. El Señor declaró a Moisés:

‘Al que haya pecado contra mí, a este borraré de mi libro” (Éxodo 32:33).’

Y el profeta Ezequiel dice: ‘Si el justo se apartare de su justicia, y cometiere maldad, […] todas las justicias que hizo no vendrán en memoria’ (Ezequiel 18:4).”

“Yo, yo soy aquel que borro tus transgresiones a causa de mí mismo, y no me acordaré más de tus pecados.” (Isaías 43:25)

Y Jesús dijo: “El que venciere, será revestido de ropas blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, sino que confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus santos ángeles.” (Apocalipsis 3:5)

De modo que:

Hechos 3:19 = equivale a Joel 2:28 – la lluvia tardía o el refrigerio en la presencia del Señor.

Ahora, este tema tiene doble importancia por la siguiente razón:

La hermana Ellen G. White hizo la siguiente advertencia:

CS pg. 458.1 – “A pesar del decaimiento general de la fe y de la piedad, hay en esas iglesias verdaderos discípulos de Cristo. Antes que los juicios de Dios caigan finalmente sobre la tierra, habrá entre el pueblo del Señor un avivamiento de la piedad primitiva, cual no se ha visto nunca desde los tiempos apostólicos. El Espíritu y el poder de Dios será derramados sobre sus hijos. Entonces muchos se separarán de esas iglesias en las cuales el amor de este mundo ha suplantado al amor de Dios y de su Palabra. Muchos, tanto ministros como laicos, aceptarán gustosamente esas grandes verdades que Dios ha hecho proclamar en este tiempo a fin de preparar un pueblo para la segunda venida del Señor.

El enemigo de las almas desea impedir esta obra, y antes que llegue el tiempo para que se produzca tal movimiento, tratará de evitarlo introduciendo UNA FALSA IMITACIÓN. Hará aparecer como que la bendición especial de Dios es derramada sobre las iglesias que pueda colocar bajo su poder seductor; allí se manifestará lo que se considerará como un gran interés por lo religioso. Multitudes se alegrarán de que Dios esté obrando maravillosamente en su favor, cuando, en realidad, la obra provendrá de otro espíritu. Bajo un disfraz religioso, satanás tratará de extender su influencia sobre el mundo cristiano.”

Ellen G. White advirtió que, antes de que ocurra el fuerte pregón o fuerte clamor, habría una falsa imitación, un falso reavivamiento y una falsa reforma en las iglesias para que la gente crea que ya dio inicio el fuerte pregón.

Hermanos y hermanas, ¿qué pasaría si esa falsa imitación es realizada por un grupo de gente que estaba orando por la lluvia tardía y profesa haberla recibido antes de que se haya iniciado el JUICIO de los vivos justos? ¿Cómo podremos distinguir entre el verdadero fuerte clamor del falso?

Es por todo esto que es urgente estudiar cómo se recibe la lluvia tardía. Para distinguir el verdadero fuerte pregón de la falsas imitación se debe comprender también cuál es el propósito y el mensaje que se dará en el fuerte clamor.

El fuerte pregón será dado para proclamar el triple mensaje angélico que nos lleva al Santuario Celestial, al Ministerio Sacerdotal Celestial de Cristo, a la Ley, al Sábado, a la justicia de Cristo, al JUICIO!!!

Apocalipsis 14:7 – “¡Temed a Dios y dadle gloria, porque LA HORA DE SU JUICIO HA LLEGADO!”

La proclamación NO es “CRISTO VIENE,” la proclamación es “LA HORA DEL JUICIO DE VIVOS HA LLEGADO.”

Es por esto que es imperativo que hoy estudiemos y entendamos todos estos temas.

1 Tesalonicenses 5:2-3 – “Porque vosotros sabéis bien, que el día del Señor vendrá así como ladrón de noche. Que cuando dirán paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción de repente, como los dolores a la mujer preñada, y no escaparán.”

Debemos entender que no es Cristo el que “viene como ladrón,” sino que es el JUICIO DE VIVOS el que viene como ladrón! Porque, ¿quién sabe el día que su nombre será llamado a JUICIO?

Pero, ¿acaso no será revelado el día y la hora de la segunda venida de Cristo nunca? A los que hayan pasado el juicio se les será anunciado el día y la hora de la segunda venida de Cristo. Esta promesa se encuentra en el Conflicto de los Siglos pág. 623.3 – “desde el cielo se oye la voz de Dios que proclama el día y la hora de la venida de Jesús y promulga a su pueblo el pacto eterno.”

¿Y cuál es la “destrucción repentina”?

En los días de Noé hubo dos destrucciones: una destrucción a manera de sentencia en el cielo y posteriormente una destrucción física en la tierra.

Los antediluvianos no se perdieron el momento en que empezó a caer el diluvio, ellos se perdieron antes: el momento en que el Señor dictó sentencia en el cielo y se cerró la puerta del arca (Génesis 7:16).

Después de que el Señor cerró la puerta del arca, pasaron todavía siete días sin que cayera una sola gota de lluvia (Génesis 7:4). Es decir, después que se cerró la puerta de gracia para los antediluvianos, ELLOS NI ESTABAN ENTERADOS!

Los antediluvianos siguieron mofándose de Noé y su familia, siguieron bebiendo, comiendo y disfrutando de la vida sin tener la menor idea de que sus vidas ya estaban destruidas. Cuando ellos clamaban “paz y seguridad” vino sobre ellos una “destrucción repentina” con la sentencia del Altísimo. Fue recién después de siete días que vino la destrucción física en el hombre antediluviano en ocasión del diluvio que arrasó con todo.

De igual manera, cuando los hombres estén afanados con las cosas de este mundo, el juicio de vivos vendrá como ladrón. Mientras el mundo clame “paz y seguridad” el Señor abrirá los registros del Santuario Celestial y abrirá los casos de los seres humanos, y los que no tengan sus pecados registrados como perdonados en sus libros de malas obras (Isaías 65:6-7) recibirán la “destrucción repentina”: sus nombres serán borrados del libro de la vida (Filipenses 4:3).

CS pg. 601.1 – “Cuando la decisión irrevocable del santuario haya sido pronunciada y el destino del mundo haya sido terminado para siempre, los habitantes de la tierra no lo sabrán. Las formas de religión seguirán en vigor entre las muchedumbres de en medio de las cuales el Espíritu de Dios se habrá retirado finalmente; y el celo satánico con el cual el príncipe del mal ha de inspirarlas para que cumplan sus crueles designios, se asemejará al celo por Dios.”

“Destrucción repentina” es sinónimo de “nombre borrado del libro de la vida” en ocasión del juicio.

Después, al igual que ocurrió en ocasión del diluvio, ocurrirá la destrucción física en el hombre en la tierra cuando empiecen a caer las siete postreras plagas de Apocalipsis 16.

Esperamos que este pequeño estudio haya servido para que nuestros hermanos y hermanas comprendan por qué es importante predicar “ha llegado la hora de su juicio” en lugar de “Cristo viene.” Debemos preparar a nuestros hermanos para el juicio, pues si pasamos el juicio estaremos automáticamente preparados para la segunda venida de Cristo.

Prepararse para la segunda venida, sin anunciar juicio, es como orar por la lluvia tardía sin haber pasado el juicio: es alistarse para las plagas y la muerte segunda.

CS pg. 599.2 – “Cuando termine el mensaje del tercer ángel la misericordia divina no intercederá más por los habitantes culpables de la tierra. El pueblo de Dios habrá cumplido su obra; habrá recibido ‘la lluvia tardía,’ el ‘refrigerio de la presencia del Señor,’ y estará preparado para la hora de prueba que le espera.

Los ángeles se apuran, van y vienen de acá para allá en el cielo. Un ángel que regresa de la tierra anuncia que su obra está terminada; el mundo ha sido sometido a la prueba final, y todos los que han resultado fieles a los preceptos divinos han recibido ‘el sello del Dios vivo.’

Entonces Jesús dejará de interceder en el santuario celestial. Levantará sus manos y con gran voz dirá ‘Hecho es,’

‘El que es injusto, sea injusto aún; y el que es sucio, sea sucio aún; y el que es justo, sea justo aún; y el que es santo, sea aún santo’ (Apocalipsis 22:11)

Cada caso ha sido fallado para vida o para muerte. Cristo ha hecho propiciación por su pueblo y borrado sus pecados.”

Que Dios los bendiga.

Este estudio esta disponible en formato PDF: Si hoy pedimos por lluvia tardía pediremos por muerte segunda PDF

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s