Daniel – Estudio del Capítulo 8

Descarga este estudio completo en formato PDF: Estudio completo de Daniel capítulo 8 PDF

Para poder entender mejor el capítulo 8 y el capítulo 9 de Daniel, es necesario estudiar el Santuario y sus servicios.

También tenemos disponible: el estudio completo del capítulo 7

El tema principal del capítulo

El tema principal del capítulo 8 es:

Tercera Línea Profética: Restauración del Santuario – Parte I

En Daniel 7 solo hubo visión. En este capítulo el profeta Daniel también va a ver una visión, pero además va a escuchar unas palabras.

Daniel 8 tiene:

  • Visión = Ver
  • La Palabra = Oír

Introducción

PR pg. 392.5 – “A cada nación que subió al escenario de acción se le permitió ocupar su lugar en la tierra, para ver si iba a cumplir los propósitos del Vigilante Santo. La profecía describió el nacimiento y el progreso de los grandes imperios mundiales: Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma. Con cada uno de ellos, como con las naciones de menos potencia, la historia se repitió. Cada uno tuvo su plazo de prueba; cada uno fracasó, su gloria se desvaneció y desapareció su poder.”

PR pg. 393.3 – “La historia de las naciones nos habla a nosotros hoy. Dios asignó a cada nación e individuo un lugar en su gran plan. Hoy los hombres y las naciones son probadas por la plomada (para ver si la pared esta recta y no se va a caer) que está en la mano de aquel que no comete error. Por su propia elección, cada uno elige su destino, y Dios lo rige todo para cumplir sus propósitos.

Todos los reinos humanos tienen el mismo destino.
Todos los reinos humanos tienen el mismo destino.

Al unir un eslabón con otro en la cadena de los acontecimientos, desde la eternidad pasada a la eternidad futura, las profecías que el gran YO SOY dio en su Palabra nos dicen dónde estamos hoy en la procesión de los siglos y lo que puede esperarse en el tiempo futuro. Todo lo que la profecía predijo como habiendo de acontecer hasta el momento actual, se lee cumplido en las páginas de la historia, y podemos tener la seguridad de que todo lo que falta por cumplir se realizará en su orden.

Hoy las señales de los tiempos declaran que estamos en el umbral de acontecimientos grandes y solemnes. En nuestro mundo, todo está en agitación. Ante nuestros ojos se cumple la profecía por la cual el Salvador anunció los acontecimientos que habían de preceder su venida:

‘Y oiréis guerras, y rumores de guerras… Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestilencias, y hambres, y terremotos por los lugares’ (Mateo 24:6-7).”

Processed with Moldiv

PR pg. 394.2 – “El momento actual es de interés abrumador para todos los que viven. Los gobernantes y los estadistas, los hombres que ocupan puestos de confianza y autoridad, los hombres y mujeres pensadores de todas las clases, tienen la atención fija en los acontecimientos que se producen en derredor nuestro. Observan las relaciones que existen entre las naciones. Observan la intensidad que se apodera de todo elemento terrenal, y reconocen que algo grande y decisivo está por acontecer, que el mundo se encuentra en víspera de una crisis estupenda.

Processed with Moldiv

La Biblia, y tan sólo la Biblia, presenta una visión correcta de estas cosas. En ella se revelan las grandes escenas finales de la historia de nuestro mundo, acontecimientos que ya se anuncian, y cuya aproximación hace temblar la tierra y desfallecer de temor los corazones de los hombres.”

Hombres y naciones tienen su tiempo de gracia

PR pg. 367.1 – “Centenares de años antes que ciertas naciones subiesen al escenario, el Omnisciente miró a través de los siglos y predijo el nacimiento y la caída de los reinos universales.

Dios declaró a Nabucodonosor que el reino de Babilonia caería, y que se levantaría un segundo reino, el cual tendría también su período de prueba. Al no ensalzar al Dios verdadero, su gloria iba a marchitarse y un tercer reino ocuparía su lugar. Este también pasaría; y un cuarto reino, fuerte como el hierro, iba a subyugar las naciones del mundo.

Si los gobernantes de Babilonia, el más rico de todos los reinos terrenales, hubiesen cultivado siempre el temor de Jehová, se les habría dado una sabiduría y un poder que los habrían unido a él y mantenido fuertes. Pero sólo hicieron de Dios su refugio cuando estaban perplejos y acosados.

En tales ocasiones, al no hallar ayuda en sus grandes hombres, la buscaban en hombres como Daniel, hombres acerca de quienes sabían que honraban al Dios viviente y eran honrados por él. A los tales pedían que se les revelasen los misterios de la Providencia; porque aunque los gobernantes de la orgullosa Babilonia eran hombres del más alto intelecto, se habían separado tanto de Dios por la transgresión que no podían comprender las revelaciones ni las advertencias que se les daba acerca del futuro.

En la historia de las naciones el que estudia la Palabra de Dios puede contemplar el cumplimiento literal de la profecía divina. Babilonia, al fin quebrantada, desapareció porque, en tiempos de prosperidad, sus gobernantes se habían considerado independientes de Dios y habían atribuido la gloria de su reino a las hazañas humanas.

El reino medo-persa fue objeto de la ira del Cielo porque en él se pisoteaba la ley de Dios. El temor de Jehová no tenía cabida en los corazones de la vasta mayoría del pueblo. Prevalecían la impiedad, la blasfemia y la corrupción. Los reinos que siguieron fueron aún más viles y corruptos; y se fueron hundiendo cada vez más en su falta de valor moral.”

Después del año 1840, Charles Darwin echó por tierra los tiempos, y a los hombres no les interesan más los tiempos. El tiempo se convirtió en cifras de billones de millones de años. Sin embargo, la Biblia nos muestra que a Dios sí le interesa el tiempo, y que cada nación y cada ser humano tiene un tiempo determinado de prueba.

La visión

:1-4

Luego de la primera visión que Daniel tuvo en el capítulo 7, Daniel volvió a tener otra visión mientras se encontraba en Susa—la capital del reino—en la provincia de Elam, junto al río Ulai (Éufrates). Esto ocurrió durante el tercer año del rey babilónico Belsasar, nieto de Nabucodonosor.

En el capítulo 10 veremos que Daniel va a tener otra visión mientras se encuentra a orillas del río Hiddekel (Tigris). El río Ulai y el río Hiddekel se juntan y forman un solo río que es el SHATT AL-ARAB.

TigrisEufratesShattAlArab

El carnero

“Alcé mis ojos y miré, y he aquí que había delante del río un carnero, el cual tenía dos cuernos; pero aunque eran altos y uno de ellos más alto que el otro, el más alto se erigió después.”

Ejemplo de Carnero
Ejemplo de Carnero

El carnero es un animal doméstico, a comparación con las bestias salvajes del capítulo 7 (león, oso, leopardo, etc.).

Pero aún más importante: el CARNERO era sacrificado en el atrio del santuario terrenal (Levítico 6:6).

Este carnero tenía un cuerno “más alto que el otro.” Esta descripción equivale a la descripción de la segunda bestia que tenía “un hombro más alto que el otro” (Daniel 7:5). Según la traducción Daniel 7:5 puede decir también “se alzaba de un costado más que del otro.” En algunas traducciones dice simplemente “se levantó a su lado” lo cual no es una traducción correcta.

Por lo tanto:

Daniel 8:3 – “un cuerno más alto que el otro” = equivale a Daniel 7:5 – “un hombre más alto que el otro”

El carnero: Simboliza al Oso, a la segunda bestia del capítulo 7:5, al reino inferior del capítulo 2:39, es decir: al imperio de Medo-Persia (Daniel 5:28).

En la visión del capítulo 8, Daniel ya no ve a la primera bestia que representaba a Babilonia, sino que se salta directamente al segundo imperio del esquema cronológico.

“Ví que el carnero golpeaba con sus cuernos al oeste, al norte y al sur, y que ninguna bestia podía prevalecer delante de él, ni había quien escapase de su poder.”

“El hacía conforme a su voluntad.”

En el capítulo 11 vamos a ver que esta frase se refiere a la entrada de un nuevo poder/imperio mundial.

El macho cabrío

:5-8

“Mientras yo estaba considerando esto, he aquí que un macho cabrío venía de la parte del oeste sobre la superficie de toda la tierra, pero sin tocar la tierra. Aquel macho cabrío tenía un cuerno muy visible entre sus ojos.”

Ejemplo de Macho Cabrío
Ejemplo de Macho Cabrío

El macho cabrío (chivo) es también un animal doméstico como el carnero, a comparación con las bestias salvajes del capítulo 7.

El macho cabrío era también un animal que se sacrificaba en el atrio del santuario terrenal. El macho cabrío se sacrificaba en el Servicio Diario como ofrenda para el pecado del príncipe (Levítico 4:22-24). Pero también era sacrificado en el Servicio Anual o Día de Expiación para el pecado del pueblo (Levítico 16:8-10 – dos machos cabríos: uno para Jehovah y otro para Azazel).

Es por estas dos pistas del carnero y del macho cabrío que podemos saber que este capítulo trata sobre la restauración del Santuario.

“pero sin tocar tierra”

El macho cabrío venía a toda velocidad, casi volando. Esta descripción concuerda con la descripción de la tercera bestia del capítulo 7:6.

“un leopardo, que tenía en sus espaldas cuatro alas de ave.”

El leopardo es uno de los animales más veloces, y si le aumentamos alas sería aún más veloz. Es decir, tanto la velocidad del macho cabrío como la velocidad del leopardo están siendo resaltadas en las descripción.

El macho cabrío venía del lado occidente a toda velocidad y tenía un cuerno notable entre sus ojos.

Fue hasta el carnero que tenía los dos cuernos, al cual yo había visto, que estaba de pie delante del río, y corrió contra él con la ira de su fuerza. Vi que llegó al carnero y se enfureció contra él; lo golpeó y quebró sus dos cuernos, pues el carnero no tenía fuerzas para quedar en pie delante de él. Por tanto, lo derribó a tierra y lo pisoteó. No hubo quien librase al carnero de su poder.”

“Entonces, el macho cabrío se engrandeció sobremanera; y estando en su mayor poderío, aquel gran cuerno fue quebrado, y en su lugar crecieron otros cuatro cuernos muy visibles, hacia los cuatro vientos del cielo.”

Por lo tanto:

Daniel 7:6 – “leopardo con cuatro alas” = equivale a Daniel 8:5 – “macho cabrío a toda velocidad casi volando”

Daniel 7:6 – leopardo con cuatro alas y cuatro cabezas = equivale a Daniel 8:8 – macho cabrío con cuatro cuernos

Daniel 2:39 – “se enseñoreará de toda la tierra” = equivale a Daniel 8:5 – “sobre la haz de toda la tierra”

El macho cabrío: Simboliza al leopardo, al tercer reino del capítulo 2:39.

Como podemos ver, hasta ahora, Daniel 8 está pasando por el mismo esquema de Daniel 7 y de Daniel 2.

El cuerno pequeño

el cuerno pequeño
el cuerno pequeño

:9-12

De uno de ellos (de los cuatro cuernos) salió un cuerno pequeño que creció mucho al sur y al oriente y hacia la tierra gloriosa. Por él fue quitado el continuo sacrificio, se engrandeció contra el Jefe del Ejército y el lugar de su santuario fue echado por tierra.

Las características del cuerno pequeño continúan en los versículos 23-25:

:23

“un rey altivo de rostro y entendido de enigmas”

:24

“su poder se incrementará, pero no por su propio poder”, “causará gran ruina y prosperará” y “actuará arbitrariamente y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos”

:25

“con su sagacidad hará prosperar el engaño” y “será quebrantado aunque no con mano humana”

Con todo esto, basándonos en Daniel 7 y en Daniel 8, podemos hacer una recopilación de las características del cuerno pequeño…

Características del cuerno pequeño:

  1. “Creció mucho” (Dn. 8:9) equivale a “parecía más grande que sus compañeros” (Dn. 7:20).
  2. “Creció hasta la tierra gloriosa” (Dn. 8:9) equivale a “hacía guerra contra los santos” (Dn. 7:21).
  3. “Se engrandeció hasta el ejército del cielo” (Dn. 8:10) equivale a “oprimirá a los santos del Altísimo” (Dn. 7:25).
  4. “Echó por tierra parte del ejército y pisoteó las estrellas” (Dn. 8:10) equivale a “contra los santos y los vencía” (Dn. 7:21) – pisotear = vencer
  5. “Se engrandeció contra el Príncipe del Ejército” (Dn. 8:11) equivale a “hablará palabras contra el Altísimo” (Dn. 7:25).
  6. “Quitó el continuo sacrificio” (Dn. 8:11).
  7. “Echó por tierra el lugar de su santuario” (Dn. 8:11).
  8. “Echó por tierra la verdad” (Dn. 8:12) equivale “cambiar los tiempos y la ley” (Dn. 7:25).
  9. “Entendido en enigmas” (Dn. 8:23) equivale a “ojos como de hombre” (Dn. 7:8).
  10. “Con su sagacidad hará prosperar en sus manos el engaño” (Dn. 8:25) equivale a “boca que hablaba arrogancias” (Dn. 7:8).
  11. “Será quebrantado, aunque no por mano humana” (Dn. 8:25) equivale a “le será quitado su dominio para ser exterminado y destruido por completo” (Dn. 7:26).

Como podemos ver, en el capítulo 8 se agregan dos características nuevas al cuerno pequeño: Quitó el continuo sacrificio (5.) y echó por tierra el santuario (6.).

(2.) – La “tierra gloriosa” en el tiempo de Daniel se refiere a un territorio geográfico: a la nación de Jerusalén por Palestina. Pero, como veremos más adelante, en el tiempo del cuerno pequeño estamos hablando del Pueblo de Dios según el Espíritu y ya no según la carne. El cuerno pequeño hizo guerra contra los santos – el Pueblo de Dios.

(3.) – El “ejército del cielo” se refiere a todos los que sirven a Dios y equivale a los “santos del Altísimo.”

(4.) – “Pisoteó estrellas” – “pisotear” equivale a “vencer.” Y las estrellas también representan a los creyentes.

PR pg. 140.1 – “Más de una estrella que hemos admirado por su brillo se apagará entonces en las tinieblas. Los que hayan asumido los atavíos del santuario, pero no estén revestidos de la justicia de Cristo, se verán en la vergüenza de su propia desnudez.”

(5.) – El “Príncipe de los ejércitos” es Cristo (Josué 5:13-15 – “Soy el Príncipe Jehová de los Ejércitos”). Y el profeta Isaías predijo que Cristo iba a ser el “Príncipe de paz” (Isaías 9:6). Y “hablar palabras contra el Altísimo” es el equivalente a engrandecerse contra el Príncipe – “Jehová de los Ejércitos” (Malaquías 3:17).

¿Cómo se engrandeció el cuerno pequeño contra Cristo?

PE pg. 213.1-2 – “La gente quedó del todo engañada. Se le enseñó que el papa y los sacerdotes eran los representantes de Cristo, cuando en verdad lo eran de satanás, y a satanás adoraban cuantos ante ellos se postraban. La gente pedía la Biblia; pero el clero creyó peligroso que la leyeran los fieles por sí mismos, por temor de que se ilustrasen y descubriesen los pecados de sus instructores.”

Los papas y sacerdotes tomaron el lugar que a Cristo le corresponde. Cristo, como Sumo Sacerdote, es quien otorga el perdón del Padre como nuestro mediador. Cuando un cura dice “yo te absuelvo de pecado” – está tomando el lugar que a Cristo le corresponde. Daniel predijo que esto sucedería.

1 Timoteo 2:5 – “Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres Jesucristo hombre.”

Hechos 5:31 – “A éste, lo ha enaltecido Dios con su diestra como Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.”

Hechos 10:43 – “Todos los profetas dan testimonio de él, y de que todo aquel que cree en él recibirá perdón de pecados por su nombre.”

Romanos 3:25 – “Como demostración de su justicia, Dios le ha puesto a él como expiación por la fe en su sangre, a causa del perdón de los pecados pasados, en la paciencia de Dios.”

Colosenses 1:14 – “en quien tenemos redención, el perdón de los pecados.”

(6.) – “Quitó el continuo” como vamos a estudiar más adelante se refiere al Servicio Diario Celestial.

(7.) – “Echó por tierra el lugar de su santuario” vamos a estudiar más adelante que se refiere al Santuario Celestial y no al santuario terrenal.

(8.) – “Echó por tierra la verdad.” El Decálogo, los Diez Mandamientos, la Ley de Dios es la verdad:

Salmo 119:142 – “Tu justicia es justicia eterna, y tu ley es la verdad.”

El cuerno pequeño echó por tierra la ley de Dios, esto equivale a “cambiar los tiempos y la ley.”

(9.) – “Entendido en enigmas” equivale a “ojos como de hombre.”

(10.) – “Sagacidad” y “engaño” equivalen a “boca que habla grandes cosas.”

(11.) – “Sin mano quebrantado” equivale a “le quitarán su dominio.”

La palabra

:13

Termina la visión y empieza la palabra: “Oí”

“Entonces a un santo que hablaba, y otro de los santos preguntó al que hablaba: -¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados?”

Se trata de un ángel conversando con otro ángel y Daniel está escuchando esta conversación. En la conversación un ángel hace una pregunta:

“¿Hasta cuándo?” – implica TIEMPO.

Las 2300 tardes y mañanas

:14

“Hasta 2300 tardes y mañanas, luego el santuario será purificado.”

Después de la visión del capítulo 7, Daniel hizo preguntas a los ángeles que se encontraban allí:

Daniel 7:16 – “Me acerqué a uno de los que estaban de pie y le pregunté…”

Daniel 7:19 – “Entonces quise saber la verdad acerca de la cuarta bestia…”

Daniel 7:20 – “También quise saber…”

Gracias a las preguntas de Daniel los ángeles dieron una interpretación de la visión del capítulo 7.

Dios, que todo lo conoce y todo lo sabe, sabía que en esta ocasión Daniel no haría preguntas respecto a la visión de este capítulo 8 y por eso Dios hizo que Daniel escuche una pregunta que abarca tiempo y su respuesta.

Daniel no hizo ninguna pregunta en esta visión porque, al escuchar “echar por tierra el continuo” y “echar por tierra el santuario,” él estaba pensando en el santuario terrenal que se encontraba echado por tierra, y en la profecía de Jeremías 29:10. De acuerdo a esta profecía, ya solo faltaban un par de años para que se cumplan los 70 años tras los cuales el santuario terrenal debía ser reconstruido.

Pero Dios quería que Daniel aprendiera que ese santuario terrenal era solo sombra y figura del verdadero Santuario Celestial creado por Dios (Éxodo 25:8-9, 40; Hebreos 8:1-6).

Dios quería que Daniel (y todos los que estudien el libro de Daniel) comprenda que así como Babilonia terrenal echó por tierra el servicio diario, el servicio anual o día de expiación, el sacerdocio terrenal y el santuario terrenal, la Babilonia espiritual o cuerno pequeño iba a echar por tierra el Servicio Diario Celestial, el Juicio Investigador, el Ministerio Sacerdotal Celestial de Cristo y el Santuario Celestial.

Tarde y mañana

Hay quienes enseñan que “2300 tardes y mañanas” significan 1150 sacrificios matutinos y 1150 servicios vespertinos (del servicio diario terrenal del ritual simbólico).

Pero 2300 tardes y mañanas no significan 1150 servicios matutinos y 1150 vespertinos.

Tarde y mañana” de acuerdo a la Biblia es un día bíblico.

Ver Génesis 1:5, 8, 13, 19, 23, 31 – “y fue la tarde y la mañana un día.”

El día bíblico va de puesta de sol hasta puesta del sol, y por tanto un día está compuesto de “tarde y mañana” o de “noche y día.”

Por lo tanto:

2300 tardes y mañanas: Bíblicamente equivalen a 2300 días compuestos por su tarde y mañana.

Una escena de Juicio

“El santuario será purificado”

Esto equivale a 10 de mes séptimo, día de expiación o de JUICIO.

En el ritual simbólico cada 10 de mes séptimo en el calendario judío era día de expiación o juicio simbólico (Levítico 23:17).

Diariamente—en el servicio diario—los israelitas debían de transferir sus pecados al cordero o animal a sacrificar en el atrio. Luego de sacrificar al animal en el altar del sacrificio, el sacerdote debía recoger la sangre, introducirla dentro del santuario y rociarla en el velo que separaba el lugar santo del lugar santísimo para que así los pecados del israelita puedan ser perdonados y transferidos al santuario (Levítico 4:1-35).

Como todos los pecados de los israelitas eran transferidos al santuario diariamente, era necesario que en el día del juicio el santuario sea purificado (Levítico 16:16). Es decir, los pecados que habían sido previamente perdonados y transferidos al santuario durante el servicio diario, en el día de juicio eran borrados y transferidos (de manera simbólica) al macho cabrío que representaba a satanás.

Es decir que en este capítulo, después del cuerno pequeño, volvemos a ver una escena de juicio, tal como ocurrió en Daniel 7:9-10, 13, 26.

El tema central del capítulo

Primero vimos en la visión cómo se usó a animales como el carnero y el macho cabrío para llevar nuestra atención al santuario y ahora, en la palabra, con la escena de juicio se hace una conexión directa con el día de juicio y la purificación del santuario.

El tiempo

Dios quería que Daniel supiera el tiempo que había determinado con las 2300 tardes y mañanas, porque a Dios le importa el tiempo y quiere que a nosotros también nos importe. Dios tiene un plazo de tiempo determinado para todo, como podemos ver en todos los capítulos del libro de Daniel, luego en los 120 años de plazo que Dios dijo a Noé antes del diluvio, luego los 400 años del cautiverio en Egipto, los 3 años y medio que no llovió en el tiempo de Elías, los 70 años de cautiverio en Babilonia, etc.

A Dios le interesa bastante el tiempo.

El ángel Gabriel explica la visión

El profeta Daniel y el ángel Gabriel
El profeta Daniel y el ángel Gabriel

:15

Daniel estaba tratando de entender lo que había visto y oído, cuando delante de él se puso uno con apariencia de hombre.

:16

Entonces Cristo da una orden:

“Gabriel, explica la visión!”

Cristo no le ordena al ángel Gabriel que explique lo que vio y lo que escuchó (referente a las 2300 tardes y mañanas), sino que le ordena que explique solamente la visión (referente al carnero, al macho cabrío y al cuerno pequeño).

:17-19

“La visión es para el tiempo del fin” dice Gabriel.

Daniel cayó al suelo sobre su rostro como desmayado, y Gabriel le hace parar y le dice que le explicará la visión porque:

“porque el final será en el tiempo señalado.”

La explicación del carnero y del macho cabrío

:20-22

Carnero = reyes de Media (cuerno más pequeño) y de Persia (cuerno más grande)

Macho cabrío = reino de Grecia

Cuerno grande entre sus ojos = el rey primero (Alejandro Magno)

Cuerno grande que se rompe = cae el rey primero (cae Alejandro Magno)

4 cuernos = reino de Grecia será dividido en 4 reinos que se levantarán en ese imperio, pero con menor fuerza

“Aunque no con la fuerza de él”

En Génesis 49:3, al hablar del primogénito se le describe como fuerza y vigor: “mi primogénito, mi fortaleza, y el principio de mi vigor.”

Es decir, se profetiza que al fallecer Alejandro Magno, su reino no iba a ser entregado a su descendencia: a su hijo o a su primogénito.

Efectivamente cuando Alejandro Magno murió a sus 32 años por causas debatidas por varios historiadores (posibles causas como intoxicación alcohólica y envenenamiento), el reino de Grecia no fue a su hijo Heracles (era primogénito pero con una concubina) ni a su hijo Alejandro IV (hijo legítimo que nacería después de la muerte de Alejandro), ya que todos sus familiares fueron mandados a asesinar por su General Casandro.

El imperio de Grecia fue divido en cuatro reinos por los cuatro generales de Alejandro, tal como estaba predicho:

El reino dividido en cuatro cuernos:

  1. Dinastía Tolemaica ocupó Egipto (General Tolomeo)
  2. Dinastía Seléucida ocupó Mesopotamia y Asia Central (General Seleuco).
  3. Dinastía Antigónica ocupó Macedonia (arrebatando el reino al General Casandro).
  4. Dinastía Atálida ocupó Tracia y Asia Menor (General Lisímaco).

La explicación del cuerno pequeño

:23-25

“Se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas.”

Tanto en el capítulo 2, como el capítulo 7 y este capítulo 8, al describir la estatua, los metales, las bestias, los animales, los cuernos y el cuerno pequeño, se intercambia la descripción de estos entre “reyes” y “reinos.” La razón por la que se dice “rey” es porque el “rey” es la cabeza visible del reino. Pero, como hemos visto en todo el esquema de Daniel, estamos hablando de reinos: Reino de Babilonia, Reino de Medo-Persia, Reino de Grecia, Reino de Dios, etc.

Cuando un rey muere, el reino continúa. Por ejemplo: Nabucodonosor representaba a Babilonia en la descripción de la cabeza de la estatua del capítulo 2 y en la descripción del león en el capítulo 7. Pero después que murió Nabucodonosor, el imperio de Babilonia continuó hasta el nieto. Por lo tanto, el oro, la cabeza de la estatua, el león representaban a Babilonia y Nabucodonosor fue, durante su tiempo, la cabeza visible o representante de ese reino.

El cuerno pequeño es también un reino, un sistema, que tendrá en todos sus respectivos tiempos a un “rey” representante y cabeza visible de dicho reino. Es importante entender que el cuerno pequeño no es un hombre. Porque un hombre puede morir, pero el sistema puede continuar aún después de la muerte de su cabeza visible.

CS pg. 405 (356.2) – “El apóstol Pablo advirtió a la iglesia que no debía esperar la venida de Cristo en tiempo de él. ‘Ese día—dijo—no puede venir, sin que’ haya venido ‘primero la apostasía,’ y sin que haya sido ‘revelado el hombre de pecado’ (2 Tesalonicenses 2:3). Únicamente después que se haya producido la gran apostasía y se haya cumplido el largo período del reino del ‘hombre de pecado,’ podemos esperar el advenimiento de nuestro Señor.”

En Daniel 7 estudiamos que el cuerno pequeño surgió destruyendo a tres cuernos (reinos), y sometiendo a los otros 7 reinos (cuernos):

“Mas no con fuerza propia” porque el cuerno pequeño iba a utilizar los ejércitos de otros reinos para conseguir sus objetivos.

La desesperación de Daniel

En este capítulo, Daniel se encontraba en el año 538 a.C. Daniel había estado en Babilonia desde el año 606 a.C., es decir, que habían estado 68 años en cautiverio en Babilonia. Daniel estaba contando los días porque, de acuerdo a Jeremías 29:10, solo faltaban dos años más para que el santuario terrenal que Babilonia había echado por tierra sea restaurado.

Daniel quedó sin entender la relación entre Jeremías 29:10 y el período tan largo que acababa de escuchar: 2300 tardes y mañanas. Daniel pudo pensar que quizás escuchó mal ya que solo faltaban dos años para restaurar el santuario.

Para que no piense que ha escuchado mal, el ángel Gabriel le dice:

:26

“La visión de las tardes y mañanas que se ha referido es verdadera; y tu guarda la visión porque es para muchos días.”

Daniel sabía que 1 día profético = 1 año.

:27

Daniel quedó quebrantado y enfermo por varios días.

El sabía que 1 día profético equivale a 1 año y no podía entender la relación entre Jeremías 29:10 y los 2300 días proféticos que recién había escuchado.

Daniel se desesperó porque estaba pensando en el santuario terrenal, desconociendo que había un Santuario Celestial.

El ángel Gabriel explicó la visión, mas no explicó la palabra relacionada a las 2,300 tardes y mañanas, pues esa fue la orden dada al ángel: “explica la visión.”

CS pg. 372.0 (324.3) – “En el capítulo octavo de Daniel no pudo encontrar guía para el punto de partida de los 2.300 días. Aunque se le mandó que hiciera comprender la visión a Daniel, el ángel Gabriel solo le dio a este una explicación parcial.

Cuando el profeta vio las terribles persecuciones que sobrevendrían a la iglesia, desfallecieron sus fuerzas físicas. No pudo soportar más, y el ángel le dejó por algún tiempo. Daniel quedó ‘sin fuerzas,’ y estuvo ‘enfermo algunos días.’ ‘Estaba asombrado de la visión—dice—mas no hubo quien la explicase’.”

Es por esto que Daniel capítulo 9 debe tratar sobre la explicación de la palabra: el dato relativo al tiempo (las 2300 tardes y mañanas). Daniel 9 tiene que estar íntimamente relacionado al capítulo 8, para resolver lo que no fue explicado en este capítulo.

Es por esto que, si bien el capítulo 8 trata sobre la restauración del santuario, es tan solo la primera parte y la segunda parte de la restauración del santuario debe continuar en el capítulo 9.

CS pg. 372.3 (325.1) – “Y sin embargo Dios había mandado a su mensajero: ‘Haz que este entienda la visión.’ Esa orden debía ser ejecutada. En obedecimiento a ella, el ángel, poco tiempo después, volvió hacia Daniel, diciendo: ‘Ahora he salido para hacerte sabio de entendimiento’; ‘entiendo pues la palabra, y alcanza inteligencia de la visión’ (Daniel 8:27, 16; 9:22, 23).

Había un punto importante en la visión del capítulo octavo, que no había sido explicado, a saber, el que se refería al tiempo: el período de los 2.300 días; por consiguiente, el ángel, reanudando su explicación, se espacia en la cuestión del tiempo.”

PR pg. 406.1 – “Mediante otra visión le fue dada luz adicional acerca de los acontecimientos futuros; y fue al final de esta visión cuando Daniel oyó ‘un santo que hablaba; y otro de los santos dijo a aquél que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión?’ (Daniel 8:13). La respuesta que se dio: ‘Hasta dos mil y trescientos días de tarde y mañana; y el santuario será purificado’ (Vers. 14), le llenó de perplejidad. Con fervor solicitó que se le permitiera conocer el significado de la visión. No podía comprender la relación que pudiera haber entre los setenta años de cautiverio, predichos por Jeremías, y los dos mil trescientos años que, según oyó en visión, el visitante celestial anunciaba como habiendo de transcurrir antes de la purificación del santuario.

El ángel Gabriel le dio una interpretación parcial; pero cuando el profeta oyó las palabras: ‘La visión … es para muchos días,’ se desmayó. Anota al respecto: ‘Yo Daniel fui quebrantado, y estuve enfermo algunos días: y cuando convalecí, hice el negocio del rey; mas estaba espantado acerca de la visión, y no había quien la entendiese’ (Daniel 8:26, 27).”

El esquema encontrado en el capítulo 8

En el capítulo 8 ya no encontramos al imperio de Babilonia, sino que empezamos la visión con el segundo reino, luego el tercer reino, después el cuerno pequeño y luego la purificación del santuario:

Esquema de Daniel 8
Esquema de Daniel 8

Esquema de Daniel desde el capítulo 2 hasta el 8:

Esquema desde Daniel 2 hasta Daniel 8
Esquema desde Daniel 2 hasta Daniel 8

PP pg. 490.1 (435.1) – “Los israelitas fueron inducidos al pecado, precisamente cuando se hallaban en una condición de ocio y seguridad aparente. Se olvidaron de Dios, descuidaron la oración, y fomentaron un espíritu de seguridad y confianza en sí mismos.

El ocio y la complacencia propia dejaron la ciudadela del alma sin resguardo alguno, y entraron pensamientos viles y degradados. Los traidores que moraban dentro de los muros fueron quienes destruyeron las fortalezas de los sanos principios y entregaron a Israel en manos de satanás.

Así precisamente es cómo satanás procura aún la ruina del alma. La mente no desciende inmediatamente de la pureza y la santidad a la depravación, la corrupción y el delito. Se necesita tiempo para que los que fueron formados en semejanza de Dios se degraden hasta llegar a lo brutal o satánico. Por la contemplación somos transformados.

Al nutrir pensamientos impuros en su mente, el hombre puede educarla de tal manera que el pecado que antes odiaba se vuelva agradable. Satanás emplea todos los medios posibles para popularizar el delito y los vicios envilecedores.”

Amén. Que Dios los bendiga.

Continua estudiando: Daniel capítulo 9

32 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s