Daniel – Estudio del Capítulo 1

Descarga este estudio completo en PDF: Estudio Completo de Daniel 1

Introducción

DANIEL -> Dan = Juez + El (Eloim) = Dios -> DIOS ES MI JUEZ

El significado de Daniel es ‘Dios es mi Juez.’ Un nombre muy apropiado ya que el libro de Daniel es el libro de la Biblia que más trata sobre:

Tiempo – Prueba – Examen

El libro de Daniel trata con periodos de prueba, que siempre están sujetos a un tiempo determinado. Es decir, luego de un tiempo definido, existe un examen o juicio para determinar si se pasó la prueba o no.

La llave del libro

Daniel 1:1-4

En los primeros cuatro versículos, del primer capítulo, se encuentra la llave que abre la puerta del libro de Daniel.

Los dientes de la llave son cuatro:

1:1 (año primero del reinado de Nabucodonosor, tercero de Joacim)

  1. Reinado transpuesto a casa de Babilonia
  2. Rey destronado y cautivo (rey de Judá Joacim)

1:2

  1. Casa de Dios o Santuario saqueado (año 1ro de Nabucodonosor, destruido en año 19)

1:3

  1. Hijos de Israel o Pueblo cautivo (en Babilonia)

Contexto histórico del libro de Daniel

Durante el año primero del reinado de Nabucodonosor (rey de Babilonia), Nabucodonosor invadió Judá y sitió la ciudad de Jerusalén y tomó al rey Joacim de vasallo (rey destronado y reinado transpuesto) – 2 Reyes 24:1-12.

Nabucodonosor se llevó en cautiverio a toda Jerusalén, hasta 10,000 cautivos (pueblo cautivo) – 2 Reyes 24:14, incluyendo al rey de Judá (2 Reyes 25:1) a Babilonia atado con cadenas (rey cautivo también) – 2 Crónicas 36:6.

Cuando Nabucodonosor saqueó Jerusalén, también sacó los tesoros del Templo (santuario terrenal saqueado, pero no destruido todavía) – 2 Reyes 24:13. No fue hasta el mes quinto a siete días del mes del año 19 que Babilonia destruyó el Santuario terrenal (2 Reyes 25:8-9).

En otras palabras, el contexto histórico del libro de Daniel nos revela también la llave del libro de Daniel:

  1. Reinado transpuesto.
  2. Rey destronado y cautivo.
  3. Santuario saqueado y destruido.
  4. Pueblo cautivo.

¿Por qué es importante entender ese orden, que hemos sacado de los primero cuatro versículos del primer capítulo?

Porque, como veremos a lo largo del estudio del libro, sirven como llave para los demás capítulos del libro de Daniel:

  1. Daniel 2Restauración del Reino: 1era Línea Profética
  2. Daniel 7Restauración del Rey: 2da Línea Profética
  3. Daniel 8 y 9Restauración del Santuario: 3ra Línea Profética
  4. Daniel 10, 11 y 12Restauración del Pueblo: 4ta Línea Profética

Daniel 3, 4, 5 y 6: tratan sobre historias, pero de igual manera tienen un carácter profético; sirven como profecías de eventos en lo porvenir.

En otras palabras, los capítulos de Daniel 2, 7, 8, 9, 10, 11 y 12 tratan sobre la restauración de todo lo que fue echado por tierra, destronado, destruido y llevado en cautiverio por Babilonia.

Pero si bien, todo lo que fue echado por tierra le ocurrió al Israel según la carne por parte del imperio de Babilonia histórico, veremos que, además de su carácter histórico, todo tiene su carácter profético y su contraparte en el Israel según el Espíritu y la Babilonia espiritual.

Estudio de Daniel 1 versículo por versículo

1:3-4

La orden del rey Nabucodonosor es al jefe de los eunucos—Aspenaz—para que traiga jóvenes sin defecto del linaje real.

En el contexto histórico vimos que Nabucodonosor llevó 10,000 cautivos de Jerusalén; se llevó a los príncipes/magistrados – 2 Reyes 24:14.

¿Cuál es la importancia de estos versículos?

Resumen de Isaías 38 y 39: El rey de Judá en aquel tiempo—Ezequías—estaba con enfermedad de muerte. Dios había enviado al profeta Isaías para que le dé la orden al rey de poner las cosas en orden en el reino. El rey no quiso hacerlo, y como consecuencia de su pecado cayó enfermo de muerte. Cuando Ezequías se enteró que su enfermedad era de muerte, el rey lloró desconsoladamente. Entonces Dios ordena a Isaías que vuelva y le diga al rey que escuchó su llanto y que por misericordia le va a prolongar la vida otros 15 años más. Ezequías era incrédulo (como somos todos los hombres por naturaleza), y por ello preguntó a Isaías que si habría alguna ‘señal’ de todo esto. Isaías le dice que la sombra del sol avanzará 10 grados como señal. Ezequías le responde que era “cosa fácil que avance” el sol, pero que en cambio era imposible hacer que el sol “retroceda.” Entonces Isaías le dice que la sombra del sol retrocederá 10 grados y que esa iba a ser la señal de la sanidad del rey.

PR pg. 255.1 – “En los valles fértiles del Tigris y del Éufrates moraba una raza antigua que, aunque se hallaba entonces sujeta a Asiria, estaba destinada a gobernar al mundo. Entre ese pueblo había hombres sabios que dedicaban mucha atención al estudio de la astronomía; y cuando notaron que la sombra del cuadrante había retrocedido 10 grados se maravillaron en gran manera. Su rey, Merodach-baladán, al saber de que ese milagro se había realizado como señal para el rey de Judá de que el Dios del cielo le concedía una prolongación de vida, envió embajadores a Ezequías para felicitarle por su restablecimiento, y para aprender, si era posible, algo más acerca del Dios que podía realizar un prodigio tan grande.” (Ver Isaías 39:1)

El pecado de la vanidad

PR pg. 255.2 – “La visita de esos mensajeros de un gobernante lejano dio a Ezequías la oportunidad de ensalzar al Dios viviente. Pero el orgullo y la vanidad se posesionaron del corazón de Ezequías, y ensalzándose a sí mismo expuso a ojos codiciosos los tesoros con que Dios había enriquecido a su pueblo. El rey enseñóles la casa de su tesoro, plata y oro, y especierías, y ungüentos preciosos, y toda su casa de armas, y todo lo que se pudo hallar en sus tesoros: no hubo cosa en su casa y en todo su señorío, que Ezequías no les mostrase. No se detuvo a considerar que estos hombres eran representantes de una nación poderosa que no temía ni amaba a Dios, y que era imprudente hacerlos sus confidentes con referencias a las riquezas temporales de la nación.

Se le reveló a Isaías que al regresar los embajadores llevaban informes relativos a las riquezas que habían visto, y que el rey de Babilonia y sus consejeros harían planes para enriquecer su propio país con los tesoros de Jerusalén. ”

El pecado siempre trae consecuencias

Los paganos llegaron a conclusión que el dios pagano de ellos era más poderoso que el Dios de los judíos, pues el rey de Judá les dejó ver todo los tesoros que tenían los judíos, y al haber paseado por el reino pudieron después estudiar cómo apoderarse de todo ese reino y de sus tesoros.

El pecado de Ezequías resultó en que, en lugar de que su sanación milagrosa llegue a ser una bendición para la nación pagana, llegó a ser una maldición para la nación judía.

Todo en la Biblia tiene un motivo

Isaías es enviado por Dios nuevamente en el capítulo 39 al rey Ezequías, y le va a preguntar como si no supiera nada: “que dicen estos hombres, de donde han venido?” y “que han visto?”

Isaías 39:7 – Entonces Isaías le va a decir al rey la sentencia de Jehovah: todo será saqueado, “de tus hijos que saldrán de ti y que habrás engendrado serán eunucos en el palacio del rey de Babilonia.”

Daniel 1:3 es, por tanto, el cumplimiento de la profecía de Isaías 39:7. Es por esto que está registrado en el libro de Daniel que Aspenaz era jefe de los eunucos. El más mínimo detalle escrito en la Biblia tiene un significado, un motivo.

Isaías 39:8 – la respuesta de Ezequías a Isaías fue: “a lo menos haya paz y seguridad en mis días.” Esta es la máxima expresión de egoísmo. Al enterarse el rey de que todo el pueblo iba a sufrir en manos de Babilonia, su soberbia respuesta básicamente fue: “qué me importa lo que le pase a los que vengan después de mi, con tal que en mi tiempo haya paz y seguridad.”

Daniel era de linaje real, era un príncipe de Jerusalén. El fue llevado cautivo a Babilonia y fue castrado entre sus 16-17 años.

Un período de prueba con tiempo

El rey Nabucodonosor de Babilonia siguió el método de Dios:

Tiempo, Prueba y Examen

1:4-5

Los jóvenes príncipes hebreos tenían que ser capacitados para estar al servicio del rey de Babilonia.

1:5

  1. 3 años – TIEMPO
  2. estudiar y aprender la lengua, letra y ciencia de los caldeos – PRUEBA
  3. EXAMEN delante del rey (que se presentasen -> examen)

Examen -> como resultado siempre hay un: Premio o Castigo

Premio: idóneos para estar en el palacio del rey, al servicio del rey.

Castigo: Volar la cabeza (muerte).

La lección del capitulo/la dirección que lleva el libro de Daniel: Dios nos esta dando un tiempo de gracia donde estamos siendo probados, y después de ese tiempo de preparación vendrá un examen o juicio.

1:5

Todos los jóvenes cautivos en Babilonia debían recibir la ración diaria de la comida del rey y del vino que el rey bebía.

:6-8

Había entre los príncipes 4 jóvenes judíos: Daniel y sus compañeros, quienes propusieron no contaminarse con la comida ni con el vino del rey.

Comer lo que el rey comía y bebía era una prueba para estos jóvenes. Ellos estaban ante una crisis de ACCIÓN, porque tienen que tomar una decisión -> si comer y beber de la comida del rey o no.

Los jóvenes hebreos no objetaron el cambio de sus nombres, a pesar de que se usaron nombres de dioses paganos: Beltesasar, Sadrac, Mesac, Abed-Nego. No objetaron que les pusieran nombres paganos porque no hay un “así dice Jehovah” en cuanto a usar nombres paganos. En cambio sí objetaron la dieta, porque sí hay un “así dice Jehovah” en cuanto a la dieta.

PR pg. 315 – “Fue una observancia concienzuda de las órdenes de la Sagrada Escritura lo que en tiempos del ministerio de Jeremías dio a Daniel y a sus compañeros oportunidades de ensalzar al Dios verdadero ante las naciones de la tierra. La instrucción que estos niños hebreos habían recibido en el hogar de sus padres los hizo fuertes en la fe y constantes en el servicio que rendían al Dios viviente, Creador de los cielos y de la tierra.”

En su niñez, en su hogar, estos cuatro jóvenes hebreos aprendieron qué comer y que no comer, de acuerdo a las Sagradas Escrituras.

Éxodo 34:15-16 – “No sea que hagas alianza con los habitantes de aquella tierra, y cuando ellos se prostituyan tras sus dioses y les ofrezcan sacrificios, te inviten, y tú comas de sus sacrificios…”

Deuteronomio 32:17 – “Ofrecieron sacrificios a los demonios, no a Dios; a dioses que no habían conocido, a dioses nuevos, llegados de cerca, a los cuales vuestros padres no temieron.”

Un sacrificio que no es dado al Dios verdadero, es un sacrificio dado a los demonios. Así los paganos piensen que es un tributo a Dios, es en realizad un tributo a los demonios.

La comida babilónica era sacrificada a los demonios y si Daniel comía de esa comida iba a participar de la idolatría.

Daniel conocía lo escrito en Éxodo y Deuteronomio, por eso él y sus compañeros no querían participar del banquete del rey. Estaban tomando una decisión basado en lo que estaba escrito en las Sagradas Escrituras.

PR pg. 352.5 – “En el mismo comienzo de su carrera, su carácter fue probado de una manera decisiva. Se había provisto que comiesen del alimento y bebiesen del vino que provenían de la mesa real. Con esto el rey pensaba manifestarles su favor y la solicitud que sentía por su bienestar. Pero como una porción de estas cosas se ofrecía a los ídolos, el alimento proveniente de la mesa del rey estaba consagrado a la idolatría, y compartirlo sería considerado como tributo de homenaje a los dioses de Babilonia. La lealtad a Jehová prohibía a Daniel y a sus compañeros que rindiesen tal homenaje. Aun el hacer como que comieran del alimento o bebieran del vino habría sido negar su fe. Obrar así habría sido colocarse de parte del paganismo y deshonrar los principios de la ley de Dios.”

Estas acciones de los jóvenes hebreos en el tiempo de Nabucodonosor, hoy en día podrían verse como “fanatismo” o “radicalismo” o hasta “legalismo” de parte mucha gente que corre tras costumbres paganas como la navidad. Sin embargo más adelante veremos como Dios premia la actitud y la lealtad de estos jóvenes hebreos que prefirieron honrar a Dios antes que honrar a dioses paganos.

Comer comida sacrificada a los ídolos es PECADO

Hay personas, incluso hasta pastores, que hoy en día dicen que la prohibición de comer o participar de la comida o banquetes ofrecidos a la idolatría era una cuestión para los judíos/hebreos en el Antiguo Testamento. Pero en el Nuevo Testamento se confirma que es PECADO participar de la comida sacrificada a los ídolos:

En el primer Concilio Cristiano realizado en Jerusalén, los apóstoles y los ancianos de las diferentes iglesias cristianas llegaron a la siguiente conclusión:

HAp pg. 158.5 – “En este caso, Santiago parece haber sido escogido para anunciar la decisión a la cual había llegado el concilio. Su sentencia fue que la ley ceremonial, y especialmente el rito de la circuncisión, no debía imponerse a los gentiles, ni aun recomendarse. Santiago trató de grabar en la mente de sus hermanos el hecho de que, al convertirse a Dios, los gentiles habían hecho un gran cambio en sus vidas, y que debía ejercerse mucha prudencia para no molestarlos con dudosas y confusas cuestiones de menor importancia, no fuera que se desanimaran en seguir a Cristo.”

Es decir, en el primer concilio cristiano se decidió que no se debía molestar a los conversos con cosas de menor importancia que no fueran importantes para la salvación, como el rito de la circuncisión y obviamente la ley ceremonial que era simplemente el Evangelio en símbolos. Sin embargo, había algo que sí era de gran importancia:

HAp pg. 159.1 – “Los conversos gentiles, sin embargo, debían abandonar las costumbres inconsecuentes con los principios del cristianismo. Los apóstoles y ancianos convinieron por lo tanto en pedir a los gentiles por carta que se abstuvieran de los alimentos ofrecidos a los ídolos, de fornicación, de lo estrangulado, y de sangre. Debía instárselos a guardar los mandamientos, y a vivir una vida santa. Debía asegurárseles también que los que habían declarado obligatoria la circuncisión no estaban autorizados por los apóstoles para hacerlo.”

Hechos 15:20 – “En vez de eso, escribámosles que no coman nada que se haya contaminado por haber sido ofrecido a los ídolos, que no cometan ninguna clase de pecado sexual, que no coman carne de animales que hayan sido estrangulados, ni coman sangre.”

Y es por esto, que el apóstol Pablo ordenó a los conversos gentiles que se abstengan de alimentos ofrecidos a los ídolos.

1 Corintios 10:20-21 – “lo que los gentiles sacrifiquen, a los demonios sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros hagáis. No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios.”

El Nuevo Testamento también nos advierte de que no debemos de participar de la comida dedicada a los dioses paganos: cena de Navidad (culto a niño dios -> tamuz), comida de Acción de Gracias, almuerzo/cena del día de la madre (que en realidad es culto a semiramis), día de los difuntos, halloween, de la semana santa, etc. Todo esto es el equivalente de nuestros días a la prueba que tuvieron que pasar Daniel y sus compañeros en Babilonia. Para nosotros esto puede parecer extremo, exagerado, fanático, pero claramente para Dios fue una muestra de lealtad como veremos más adelante.

El alcohol (vino fermentado)

Ahora, Daniel y sus compañeros no estaban prohibidos de tomar el vino fermentado, ya que ese vino fermentado era excluido solamente a la clase sacerdotal. Sin embargo, veamos cuál fue la razón por la cual prefirieron beber agua en vez de vino fermentado:

PR pg. 353.1 – “Tampoco podían correr el riesgo que representaba el efecto enervador del lujo y la disipación sobre el desarrollo físico, mental y espiritual. Conocían la historia bíblica de Nadab y Abihú, cuya intemperancia, así como los resultados que habían tenido, describían los pergaminos del Pentateuco; y sabían que sus propias facultades físicas y mentales quedarían perjudicadas por el consumo de vino.”

Nuevamente, la decisión de los jóvenes hebreos estaba basada en un “escrito está”:

Oseas 4:11 – “La fornicación, el vino y el mosto arrebatan el entendimiento.”

Proverbios 20:1 – “El vino hace burla; el licor alborota. Y cualquiera que se descarría no es sabio.”

PR pg. 353.2 – “Los padres de Daniel y sus compañeros les habían inculcado hábitos de estricta templanza. Se les había enseñado que Dios los tendría por responsables de sus facultades, y que no debían atrofiarlas ni debilitarlas. Esta educación fue para Daniel y sus compañeros un medio de preservación entre las influencias desmoralizadoras de la corte babilónica. Intensas eran las tentaciones que los rodeaban en aquella corte corrompida y lujuriosa, pero no se contaminaron. Ningún poder ni influencia podía apartarlos de los principios que habían aprendido temprano en la vida por un estudio de la palabra y de las obras de Dios.”

PR 353.3 – “Si Daniel lo hubiese deseado, podría haber hallado en las circunstancias que le rodeaban una excusa plausible por apartarse de hábitos estrictamente temperantes. Podría haber argüido que, en vista de que dependía del favor del rey y estaba sometido a su poder, no le quedaba otro remedio que comer de la comida del rey y beber de su vino; porque si seguía la enseñanza divina no podía menos que ofender al rey y probablemente perdería su puesto y la vida, mientras que si despreciaba el mandamiento del Señor, conservaría el favor del rey y se aseguraría ventajas intelectuales y perspectivas halagüeñas en este mundo. Pero Daniel no vaciló. Apreciaba mas la aprobación de Dios que el favor del mayor potentado de la tierra, aun mas que la vida misma. Resolvió permanecer firme en su integridad, cualquiera fuesen los resultados.”

Para Daniel, por encima del decreto de Nabucodonosor, estaba el decreto de Dios. Esta es una lección que Dios quiere que aprendamos al estudiar estos versículos del libro de Daniel.

Otro asunto importante: Daniel se consideraba un REPRESENTANTE de Dios ante los hombres. Y por ello quería ser un buen ejemplo para los paganos.

1:9

Aquí vemos que: Al ponernos bajo un “escrito está” Dios nos concede gracia con la gente que está con nosotros. Dios premia la lealtad a su Palabra.

Cuando el hombre obra de acuerdo con lo que Dios establece en su Palabra, Dios mueve a otros para que obren a nuestro favor.

:10

Daniel hace la petición a Aspenaz.

El jefe de los eunucos no quiso aceptar el pedido de Daniel, pues al que no se sometía a las órdenes de Nabucodonosor, éste le volaba la cabeza.

:11

Entonces, como el jefe no aceptó, Daniel fue al guarda Melsar (al jefe del jefe de los eunucos).

:12-13

Daniel hace una propuesta al jefe:

  1. Prueba (lo que Dios dice en su Palabra) – con Tiempo: 10 días -> comer legumbres y agua -> periodo de prueba
  2. Compara = Examen (nuestros rostros con los que comen comida del rey)
  3. Haz (con tus siervos según veas) -> ejecución del resultado del examen

:14

Melsar consintió -> y los prueba

:15

Al cabo de diez días viene el examen y los muchachos salieron aprobados (tenían los rostros más nutridos) -> compara

:16

Haz <– la ejecución del resultado del examen –> les siguió dando legumbres y agua.

:17

Como los jóvenes hebreos decidieron seguir lo que Dios dice en su Palabra, Dios les dio conocimiento e inteligencia. Dios honra a los que le honran:

1 Samuel 2:30 – “Yo honraré a los que me honran, y tendré por viles a los que me deshonran.”

Proverbios 2:6 – “Jehovah da la sabiduría y de su boca viene el entendimiento.”

Daniel conocía estos versículos, y tenia fe en estas promesas.

:18

Al final de los 3 años que dispuso Nabucodonosor, todos los jóvenes a prueba fueron traídos delante del Rey.

:19

Rey habló con ellos: Prueba (EXAMEN)

:20

El rey halló a los jóvenes hebreos diez veces mejores que todos los demás príncipes (APROBADOS) -> COMPARA

Nabucodonosor traía a los mejores sabios y príncipes de todas las naciones a las que conquistaba, y Daniel y sus compañeros resultaron 10 veces mejores que todos ellos. Pero esto fue un resultado: Por haber sido leales a Dios.

:21

Daniel siguió hasta el primer año de Ciro (HAZ).

606ac —-à538 caída de Babilonia (Darío)—à536ac viene Ciro

PP pg. 351.1 – “Honraron a Dios en la prosperidad y la adversidad y Dios los honró a ellos. Fueron llevados en cautiverio para probar que eran firmes como el acero, que no serían corrompidos por egoísmo – sino que honrarían a Dios aún en la prosperidad y en la adversidad… aunque lo pierdan todo. Y ejecutaron el propósito de Dios: con esos jóvenes, Nabucodonosor pudo llegar al conocimiento del Dios verdadero. Ellos no transigieron, consideraron más importante el honor de Dios que su propio honor. Dios, a cambio, los honro a ellos por sobre todos los demás jóvenes que estuvieron a prueba.”

PP 359.3 – “Los notables hebreos fueron hombres de pasiones como las nuestras; y no obstante las influencias seductoras de la corte babilónica, permanecieron firmes, porque confiaban en una fuerza infinita. En ellos una nación pagana contempló una ilustración de la bondad y beneficencia de Dios, así como del amor de Cristo. En lo que experimentaron tenemos un ejemplo del triunfo de los buenos principios sobre la tentación, de la pureza sobre la depravación, de la devoción y la lealtad sobre el ateísmo y la idolatría.”

Los jóvenes hebreos no confiaron en su fuerza propia, en su propia temperancia, ni en su propia sabiduría. De haberlo hecho hubiesen caído en la tentación, pues la carne es débil. Pero ellos pudieron salir victoriosos porque confiaron en una fuerza infinita proveniente de la perfección de Dios y no de la imperfección humana.

PR pg. 360.1 – “Los jóvenes de hoy pueden tener el espíritu que dominó a Daniel; pueden sacar fuerza de la misma fuente, poseer el mismo poder de dominio propio y revelar la misma gracia en su vida, aún en circunstancias tan desfavorables como las que predominaban entonces. Aunque rodeados por tentaciones a satisfacer sus apetitos, especialmente en nuestras grandes ciudades, donde resulta fácil y atrayente toda complacencia sensual, pueden permanecer por la gracia de Dios firmes en su propósito de honrar a Dios. Mediante una determinación enérgica y una vigilancia constante, pueden resistir toda tentación que asalte el alma. Pero solo podrá alcanzar la victoria el que resuelva hacer el bien por el bien mismo.”

“Hacer el bien por el bien mismo” – esto es lo que Dios aprecia. Dios no aprecia al que se priva de comer carne o de tomar alcohol porque piensa que esto lo hace ‘aceptable’ ante Dios o lo hace ‘mejor’ que los demás hombres que sí comen carne y beben alcohol. Alimentarse correctamente es un principio, y al igual que la fe y el amor: son dones que no son naturales del hombre y por lo tanto deben ser implantados por el Espíritu Santo para que puedan tener algún valor para Dios.

La Babilonia Espiritual y el Israel Espiritual

Nabucodonosor echó por tierra al santuario terrenal y dejó de haber el ministerio sacerdotal terrenal. Por ende el pueblo estaba sin aceptación, sin perdón y sin Espíritu Santo habitante como agente regenerador.

Sin Espíritu Santo regenerador habitando en el hombre, en el hombre no puede haber frutos de Gálatas 5:22-23, sino solo obras de la carne.

Hoy día, como veremos más adelante en nuestro estudio de Daniel 8:11 – ya no es la Babilonia de Nabucodonosor, sino la Babilonia espiritual, la que ha quitado de vista el Santuario Celestial. Y ahora el pueblo está sin aceptación (justificación), sin perdón y sin Espíritu Santo habitante (lluvia temprana), y por lo tanto en el pueblo no hay frutos del Espíritu, sino puras obras de la carne.

El pueblo de Dios, hoy en día sigue cautivo en Babilonia, pero la diferencia es que está cautivo sin darse cuenta de ello. El Israel moderno espiritual vive en una burbuja que pronto va a explotar.

PR pg. 307.1 – “El asolamiento de Jerusalén en los tiempos de Jeremías (Nabucodonosor) es una solemne advertencia para el Israel moderno, de que los consejos y las amonestaciones dadas por instrumentos escogidos no pueden despreciarse con impunidad.”

No debemos menospreciar estos consejos de Dios en el primer capítulo de Daniel. Debemos mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta que el pueblo de Dios esta cautivo en la Babilonia espiritual. El mundo entero está bebiendo los vinos de Babilonia:

Apocalipsis 14:8 – “Todas las naciones habían bebido del vino de la furia de su fornicación.”

 

Amén. Que Dios los bendiga.

Continua estudiando: Estudio completo de Daniel 2

12 Replies to “Daniel – Estudio del Capítulo 1”

  1. Lo unico que puedo comentar seria” que no cabe duda que es un reto el vivir en esta tierra. Pero Si” Dios con nosotros Y” nosotros juntamente con el” seremos mas que victoriosos Amen.
    Y muchisimas gracias por este estudio, esta tremendo, bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.